141195
TOY — Happy In the Hollow

9

TOY
Happy In the Hollow

Tough Love / 2019

Artista(s)

TOY

21/Ene/2019

Nuevas coordenadas sonoras para un nuevo destino.

Happy In the Hollow es la más reciente producción discográfica de la banda inglesa TOY, en la cual muestra madurez al momento de generar la composición y producción de la obra, pero sin perder la esencia DIY que la banda mantiene como eje central de su carrera musical. Si bien, este disco parece repetir la fórmula de las entregas pasadas, estas canciones traen consigo mayor rigor al momento de componer su lírica y melodía.

Volver después de tres años es un reto creativo pues la industria se ha movido hacía una escena que parece ir abandonando el auge de la filosofía DIY, para volver a la producción dominada por los grandes equipos y la necesidad de colocar sencillos como punto de creación de popularidad de una banda. En el caso de TOY, a pesar de haber colocado tres sencillos en el mercado antes de lanzar el disco completo, mantiene una idea de que el sencillo funciona bien como eso, una canción que no es acompañada de ninguna otra y solo da una muestra de lo que será la obra completa.

En la época del sencillo, TOY regresa a pensar su disco como una sola gran pieza, que funciona individualmente pero también en su conjunto. Los británicos apuestan a generar música que te obligue a escuchar el disco completo, lo cual es la mayor virtud del disco, pues, el sonido congenia muy bien entre piezas y para el escucha se hace un disco ligero para disfrutar en diversos momentos de su día, pero sin olvidarse de la carga conceptual de las letras.

Un proceso de descubrimiento interiorizado da muestra del enfoque de música pensada para sanar viejas batallas personales, para abrir paso a un nuevo comienzo y desenvolverse en un mundo cambiante. El disco no es una obra positiva ni busca abrir los ojos de quien lo escucha sino se presenta como un mensaje que proviene de la cabeza del grupo y que quiere dar a conocer su mensaje.

Pasando al desarrollo sonoro, la banda no pierde su gusto por una música ambientada por el imaginario que el revival del post punk y el shoegaze han construido pero sin caer en la repetición de las fórmulas que tienen estos géneros. Lo que TOY busca es que ninguna canción repita sonoramente la misma estructura pero que aún así se mantenga debajo de la unión. Es muy loable la forma en la que lo consiguen, pues después de varias sesiones escuchando el disco encuentras esos puntos nodales que conectan las piezas pero que se encuentran en la meta-composición de la obra.

Hablar de canciones destacadas es complicado en este disco, porque realmente cada una de ellas tiene momentos sonoros muy interesantes. Aunque claro que hay que dar esa pequeña lista que incluye a “Sequence One” su primer sencillo, “Move Through The Dark” pieza con la que el disco cierra y completa la obra, “Strangulation Day” que nos coloca en el punto de contrastar día a día con nuestra expectativa de vida y “Last Warmth Of The Day” que cuela la melancolía en un LP que nos lleva a un viaje por nuestras emociones más profundas.

Aún así, la mejor opción es darle una oportunidad al disco en su totalidad pues al hacerlo es posible ir encontrando la unión en sus diferentes caminos sonoros. Un álbum necesario en la época en la cual la industria se inclina por los sencillos y no por obras completas.

No es una revista, es un movimiento.