94084
Tim Heidecker – In Glendale

5

Tim Heidecker – In Glendale
Tim Heidecker – In Glendale

Rado Records / 2016

Artista(s)

Tim Heidecker

La vida de un hombre ordinario en Glendale.

En estos tiempos en que el aclamado multitasking es, básicamente, un requisito fundamental para cualquiera cuyo trabajo esté mínimamente relacionado con los medios de comunicación, Tim Heidecker -comediante y actor famoso por los shows que realiza con Eric Wareheim- estrena lo que algunos podrían considerar su ópera prima en la música: In Glendale.

Si bien, esta no es la primera incursión de Heidecker en la música -pues ya había publicado dos discos con el compositor Davin Wood, el hilarante Urinal St. Station con The Yellow River Boys e, incluso, un álbum como solista titulado Cainthology (Songs In The Key Of Cain) dedicado al candidato Herman Cain- se puede considerar In Glendale como la primera placa que Heidecker compone de manera más personal y sin un tema establecido de manera previa a la composición, como la candidatura de Cain.

En un entrevista, Heidecker declaraba que mucha gente tenía prejuicios contra los comediantes que hacían música, y que un artista tiende a querer participar en distintos tipos de disciplinas, sin que por ello se desempeñe mal en alguna de ellas. Sin embargo, In Glendale es francamente amateur.

Más que un debut profesional, In Glendale suena a una grabación hecha por alguien cuyo hobby es la música. Las melodías no son desagradables, pero no hay ningún elemento que destaque: suena a una especie de country y rock compuestos en un solo día y en una sola tocada.

Vale la pena oír el álbum -aunque sea una vez-, por sus títulos graciosos, sus letras cómicas y por su narrativa que, de alguna manera, refleja los pensamientos y vida personal de Heidecker en canciones como “Cleaning Up The Dog Shit” -que habla sobre el cambio que significó para él tener un bebé, entre otras cosas-, “I Saw Nicolas Cage” -una especie de jingle que habla sobre encontrarte estrellas del cine en las calles de Los Ángeles- o “Work From Home”  -que habla sobre sentirse mal, faltar a la oficina y “trabajar” desde casa-.

Cabe destacar que, a pesar de ser un trabajo poco profesional, “When the Cash Runs Out” y “Ocean’s Too Cold” son dos cortes que logran sobresalir, una por su intensidad y la otra por sus melodías agradables. De hecho, son los únicos tracks en los que se nota un mayor trabajo y seriedad a la hora de elaborarlos.

In Glendale no es una mala entrega, simplemente es un disco amateur: agradable, pero que no pasará a la historia. Heidecker tendrá que invertirle más tiempo a la construcción de sus pistas la próxima vez si es que quiere eliminar el prejuicio acerca de los comediantes y la música. Capacidad no le falta, solo requiere una mayor dedicación y seriedad al hacerlo.

No es una revista, es un movimiento.