Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

81099
The Dears - Times Infinity Volume One

9

The Dears - Times Infinity Volume One
The Dears - Times Infinity Volume One

I U She / 2015

Artista(s)

The Dears

El primer tratado de lo eterno en lo nuevo de The Dears.

Canadá es un país que se ha encargado de regalarnos grandes joyas musicales. Tal es el caso de The Dears, conjunto que debutó hace 15 años con canciones tan íntimas, que pronto se convertirían en temas aclamados por las masas. Este año nos sorprenden con su sexto LP titulado Times Infinity Volume One, el cual es la primera recopilación de temas creados desde 2013.

Los cambios armónicos son dramáticos, pues ese es el sello del simpático quinteto. Perder no parece tan amargo cuando The Dears nos lo cuenta en una melodía como “We Lost Everything”. Asimismo, la soledad tiene un sabor agridulce cuando la escuchamos asomarse entre las letras de “I Used to Pray For Heavens to Fall”. Los coros son iluminados por una base de teclados alucinantes, mientras los rasgueos de la guitarra y la batería marcan un tiempo insuperable. 

Murray Lightburn nos sumerge en un mar de recuerdos. “To Hold and Have”, resuena al ritmo de la melancolía y nuestra tormentosa relación con el pasado. Por otro lado, escucharlo cantar con Natalia Yanchak en “You Can't Get Born Again”, es más que un deleite. Cada minuto transcurrido, estamos seguros de que lo que viene es aún mejor.

Si es tu primera vez escuchando a los originarios de Quebec, puede ser que pienses que la conmiseración es el único as bajo su manga, pero hay que poner más atención a cada una de sus piezas y no resultará difícil encontrar el resplandor que surge después de la catarsis.

El ritmo del álbum desciende con “Someday All This Will Be Yours”, pero no así la intensidad emocional. Más adelante nos encontramos con otra obra significativa: “Hell Hat Frozen in Your Eyes”, donde podemos disfrutar de guitarras hipnotizadoras.

La consumación de esta primera entrega ocurre con “Onward Downward”, delicada composición en la que Yanchak comparte el veredicto de que “al final, moriremos solos”, mientras es acompañada por un delirante puente de sax, que dará a luz a un nuevo comienzo.

Lee aquí la entrevista que tuvimos con Natalia Yanchak.

No es una revista, es un movimiento.