111195
The Charlatans — Different Days

8

The Charlatans
Different Days

BMG / The End Records / 2017

Artista(s)

The Charlatans

Y regresó la luz… The Charlatans.

Tras 28 años y 12 discos de estudio, uno pensaría que una banda del nivel y estatus de culto como The Charlatans ya hubiera abandonado sus bien puestos ideales y, optara por realizar material más cercano a las tendencias electro pop de ahora o que resurgiera para realizar giras de sus éxitos con el fin de revivir viejas glorias sin tanto que aportar. Pero no. Tim Burgess y el resto de sus “charlatanes musicales” (Martin Blunt en el bajo; Mark Collins en la guitarra; y, Tony Rogers en los teclados) siguen destilando neo-psicodelia y furor melódico como si fuese 1997… Mantienen la misma frescura. ¿Cómo hacerlo sin morir en el intento? Different Days nos muestra el camino.

Alejándose del acid house oscuro de discos pasados y de los aspectos solemnes y lúgubres del Modern Nature (2015) –en parte debido al fallecimiento de su baterista y co-fundador del grupo, Jon Brookes, en 2013–, Burgess y compañía decidieron recibir estos días tan diferentes e inciertos con una disposición más soleada, divertida y optimista. Una que no se había percibido en su música desde el Wonderland (2001). El resultado es un álbum entretenido, fluido y lleno de sorpresas.

La lista de invitados es bastante generosa. Por un lado, tenemos a Johnny Marr engalanando el tema que le da nombre al disco y, también participa en una de las gemas del material: “Not Forgotten”. Este track trae de vuelta el reggae eufórico y delirante del Simpatico (2006).

Con el líder de The Brian Jonestown Massacre, Anton Newcombe, en el órgano y guitarras adicionales, Stephen Morris y Gillian Gilbert (New Order) prestan sus particulares dotes legendarias para colaborar en la potente “Solutions” y en la saltarina “The Same House”.

La presencia de Paul Weller cumple una promesa gestada desde hace tiempo para hacer el track que cierra, “Spinning Out”. Un ciclo épico de salvación y placer.

El álbum, ciertamente no está al nivel de la sabiduría de Up at the Lake (2004), la versatilidad y urgencia de You Cross My Path (2008), o de la imponencia del Tellin’ Stories (1997). Pero, Burgess sabe perfecto cuando aplicar el toque melódico ideal (según lo requiera la canción), virtud que no muchos actos tienen hoy en día.

Desde el sol naciente y amigable de “Hey Sunrise” y la estridencia de “Plastic Machinery” hasta ese enorme himno a la complicidad llamado “Let’s Go Together”, Different Days se ganó un muy merecido lugar en la discografía respetable de una banda que para muchos es emblemática. Es bueno saber que, aunque los días sean diferentes, The Charlatans mantiene su misma esencia.

No es una revista, es un movimiento.