Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

179403
St. Germain — Tourist (20th Anniversary Travel Versions)

10

St. Germain
Tourist (20th Anniversary Travel Versions)

Warner Music France / Parlophone / 2021

Artista(s)

St Germain

Un viaje musical delicioso.

Parece ser que a Ludovic Navarre, el productor y DJ francés mejor conocido como St. Germain, o lo odias o lo amas. Por un lado, vendió cientos de miles de copias y ganó el Victories de la Musique (equivalente francés del GRAMMY) como Artista Revelación en 2001; por otro, puristas de la música expresan descontento por “el indiscriminado uso de sampleos” o “el intento fallido de mezclar un género tan noble como el jazz con la electrónica”. S’il vous plait, amis…

Como todos, Navarre no está exento del escrutinio público, de las ideas cerradas y de la ceguera que supone el cambio. La realidad de las cosas es que St. Germain llegó, en 1995, a proponer y crear una nueva perspectiva en torno a la fusión de los géneros antes mencionados. Boulevard fue solo el comienzo. Imagínense que (muy a pesar de dichos puristas) Ludovic compartió escenario con el mismísimo Herbie Hancock y vendió más de 3 millones de copias de su segunda producción discográfica.

En 2000 Tourist confirmó el éxito que ya se esperaba, aunque, incluso con el multi-platino en la vitrina, el proyecto tuvo un largo vacío, hasta su regreso en 2015, con el LP homónimo, St. Germain, con el que se acercó a los sonidos de Mali.

20 años después de Tourist, Ludovic le pidió a amigos que también son fans que le dieran un toque mágico a cuatro de las nueve piezas que conforman el disco original para lanzar Tourist (20th Anniversary Travel Versions).

¿Por qué cuatro? Vayan ustedes a saber. Pero aquí viven cinco versiones de “Rouse Rouge”, la célebre pieza que contiene la voz de una de las más grandes del jazz y blues, Marlena Shaw; cuatro de “Sure Thing”; una de “What You Think About…”; y una (nos quedamos con ganas de más) de “So Flute”.

Es precisamente esta última la que llamó más mi atención, no solo por estar huérfana alrededor de sus hermanas, sino por el giro inesperado que le dio el mismo Navarre (Ludovic Navarre Amapiano Version) en el que las características flautas pasan a segundo término y le dan paso a un sintetizador homogéneo, constante, y un beat más cadencioso, sensual, alejado del kick clubero de la original.

La colaboración del neoyorquino Osunlade, en una de las versiones de “Sure Thing” (Osunlade Yoruba Remix) es una fusión entre la versión original, el clásico toque housero y la tradición nigeriana contenida en el nombre, misma que logra incorporando una sección de tambores que incluso hacen pensar en un mundo más espiritual.

De lleno en el pack de “Rose Rouge”, la versión de Nightmares on Wax, con un piano degradado y un rim que marca el paso durante los poco más de siete minutos de duración, es un destaque obligado (por cierto, ya había sido estrenada como sencillo). Para los amantes del house clásico, la versión de Jovonn, (Oldskool 90s Remix), con su base rítmica predominante kick-clap-hat, será una delicia lo mismo para bailar que para sentarse a escuchar.

La segunda huérfana del disco “What You Think About…”, probablemente de los tracks menos connotados de St. Germain, y originalmente funky, fue tratada de fina forma por el también francés, nacido en Burdeos, Traumer, que le dio un groove de jazztrónica digno del creador original, pero mucho más contemporáneo.

Mención especial a la versión de “Rose Rouge” del inglés Martin Iveson a.k.a. Atjazz, viejo conocido de la escena del deep house, que agregó nuevas percusiones y una línea diferente de bajo en su Galaxy Aart Remix.

El disco se completa con versiones de Black Motion, DJ Deep y Jullian Gomes para “Sure Thing” y de Terry Laird y Ron Trent para “Rose Rouge”.

Las reinterpretaciones en este LP invitan a servirse un buen cóctel, relajar el cuerpo y dejar que la fusión de géneros y ritmos, ideas y estilos, nos lleven, como bien lo dice el título del disco, a un viaje musical delicioso. Bon voyage!

No es una revista, es un movimiento.