Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

69480
Menos rap, más Pharrell, menos rimas, más placer

7

Menos rap, más Pharrell, menos rimas, más placer
Menos rap, más Pharrell, menos rimas, más placer

Doggystyle Records / Columbia Records / 2015

Artista(s)

Snoop Dogg

06/May/2015

Con 43 años de vida y una trayectoria cimbrada en el éxito y la fama, Snoop Dogg se dio el lujo de cambiar de dirección nuevamente. Ya lo conocimos en su faceta de Snoop Lion --que seamos sinceros: ¿alguien disfrutó?--, de actor, de líder de opinión, de sex symbol, en fin, Calvin Cordozar Broadus Jr. (sí, así se llama), ha hecho de todo.

pharrell

No es sorpresa que para Bush haya elegido trabajar con el multipremiado productor y músico Pharrell Williams. Para su fortuna o desgracia, es éste quien se lleva todo el protagonismo del álbum.

El viaje sonoro empieza con "California Roll", tema lento con chasquidos de dedos, la participación de Stevie Wonderjust chillin' you know; conforme avanza uno se pregunta ¿y el rap, qué pasó con el rap?, lo cierto es que a lo largo del disco jamás lo encontraremos, si acaso unas paupérrimas rimas escasas de originalidad.

A pesar de este prematuro tropiezo, no puedo decir que el record sea malo, la calidad de producción de Pharrell siempre ha sido de destacar. Lo negativo es que lo escuchamos más a él y sus influencias con cada tema que corre. En "The City", predominan sonidos disco, frases repetitivas, letras groovy que seguro se te quedarán en la memoria, pero nada es siquiera cercano a lo que Snoop hacía cuando se juntaba con Dr. Dre para rapear "The Next Episode".

La falta de originalidad es lo que me molesta, a pesar de que sus últimos discos se han caracterizado por eso, con canciones como "R U A Freak", uno se da cuenta de que su cerebro está un tanto frito. Frases como DTF (Down To Feel/Fuck), cuasi sacada de Jersey Shore, son las que te hacen preguntarte really nigga?

Así "Awake" y "I Knew That", pasan sin pena ni gloria. Destacan las colaboraciones de Gwen Stefani (íntima amiga de Pharrell) en "Run Away" y una remembranza de sus harajuku girls (Love. Angel. Music. Baby) en "So Many Pros".

Lo bueno/malo de Bush es que cada track es en extremo bailable, tiene sintetizadores que engolosinan el oído, y esa frescura que un álbum de buen R&B te puede proporcionar. "Peaches N Cream" feat. Charlie Wilson, es claro ejemplo.

Finalmente, llegan a la mesa, los regalos colaborativos "Edibles" con T.I., una oda al 4/20, y "I'm Ya Dogg" con Kendrick Lamar y Rick Ross. Uno pudiera pensar que un featuring de Kendrick, sería la ostia, pero su participación apenas y se percibe. Más triste.

No queda más que decir que esperar. Esperar su show en Ceremonia. Esperar bailar. Esperar a que todo valga la pena. Quedaron atrás los años de "Gin and Juice" y "Still a G Thang".

No es una revista, es un movimiento.