Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

146217
Shlohmo — The End

8

Shlohmo
The End

Friends of Friends / 2019

Artista(s)

Shlohmo

22/Abr/2019

La calma en la devastación.

¿Y cuando todo lo que conocemos se acabe, qué se escuchará? Después de cuatro años de búsqueda introspectiva Henry Laufer, mejor conocido como Shlohmo se plantea responder esta pregunta con su nuevo álbum The End, que es una oda a la aceptación del fin inminente en medio del caos.

Ya en Dark Red (2015) su disco anterior Shlohmo mostraba su gusto por encontrar sonidos luminosos dentro de la oscuridad, sonidos que no temen, que se rebelan convertidos en ruido y secuencias alineadas. Para dar la bienvenida a The End podemos escuchar “Rock Music” un tema que comparte la dualidad de las melodías suaves que se deja romper, por la cadencia de los breakbeats que llenan el cuerpo de un movimiento irregular y libre.

Shlohmo nos entrega un disco que se cubre de atmósferas estelares, y nos lleva fuera de este planeta, dejándonos soñar con futuros posibles donde la Tierra no es el único lugar habitable. Sus 13 canciones, necesitan ser escuchadas con atención, relajando el cuerpo y la mente de cualquier tensión, porque no, este no es un disco destinado a la pista de baile sino a la contemplación.

Hay muchas teorías sobre lo que pasa antes de la muerte, y parece que Shlohmo refuerza la idea de que ves pasar los mejores momentos de tu vida en un instante, y pone todos los sentimientos en este disco, desde recuerdos tropicales en “Empty Pools” hasta sampleos espeluznantes que se ponen en segundo plano, de las rítmicas percusiones “Hopeless”.

En medio de la devastación cualquier objeto es suficiente para crear, y es así como este álbum fue producido, con máquinas de juguete y antiguos ejercicios lo fi de este productor. Si bien hay temas que parecen no variar en cuanto a estructura, los arreglos de piano, guitarras y breakbeats logran llenar las atmósferas profundas que se muestran como la espina dorsal de este disco.

Headache of the Year se mete en los más profundo de los huesos mientras “Panic Attack” se llena de velocidad haciendo imposible no recordar, los peores momentos dentro del metro o la preocupación de estar fuera de casa en medio de una fuerte lluvia en la ciudad, deseando que todo acabe de forma rápida o casi mágica con los sonidos de lasers que coloca al final.

The End no es solo una metáfora sobre el final de los tiempos, también lo es hacia las ideas, hacia el significado que debe de tener la música, sus estructuras y su producción, es un álbum lleno de matices, para recordar que somos humanos después de todo y plasma ese sentimiento con sonidos electrónicos tan detalladamente pensados que parecen simples.

No es una revista, es un movimiento.