Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

119875
Sadfields — Homesick

9

Sadfields
Homesick

Buen Día Records / 2017

Artista(s)

Sadfields

La estridencia en un arsenal de emociones: Homesick.

Se suele decir que para resaltar el éxito de la constancia, esfuerzo y perseverancia, se tiene que pasar por frustración y constantes intentos. La tercera siempre es la vencida.

Este curiosamente es el caso de Sadfields, trío originario del sur de la Ciudad de México, quienes tocaban anteriormente bajo el nombre de The Bloody y fue hasta principios de 2015 que tomaron el nombre de Sadfields. A partir de ese momento la banda comenzó a hacer ruido en recónditos lugares de nuestro país.

A cualquier lugar que van a tocar, el trío se adueña del escenario causando efectos de sorpresa y atracción sobre el público presente; finos efectos en la guitarra, una incontrolable distorsión en bajo, un brillo especial en la batería y versos nostálgicamente dramáticos han dejado una huella especial en cada foro, bar, casa o gran escenario al cual han llegado.

Con varios intentos, finalmente este 2017 tenemos Homesick, grabado en Testa Studios en León, Guanajuato por Rod Esquivel y Victor Velázquez y lanzado bajo el sello regiomontano Buen Día Récords, cuenta con seis temas con atmósferas tímidas pero con un ruido distinguido.

Después recorrido lleno de obstáculos y de constante esfuerzo en el cual no se ve la luz, llega el punto en el cual puedes sientes perdido, desorientado. Esto es “Missing”, que por medio de acordes dispersos se percibe un enorme entorno de melancolía, dos minutos y medio que preparan el terreno para presentar un mar sonoro de abismales emociones.

Situaciones personales, vivencias diarias y de introspección ahondan en las letras de Homesick, que a pesar de ser letras sencillas contienen un significado diverso.

Ruidosos y melódicos efectos en la guitarra hacen aparecer “Whenever”, el cual toma un gran aliento al comenzar la primera estrofa “Whenever I try to see, I think I can´t see anything”, dando paso a una gama de altibajos determinados por la línea pronunciada del bajo.

Dejando a un lado el término desatinado de sad music, “Falling Apart” te destrozara de un momento a otro con un ligero arpegio en la guitarra y consistencia de la batería, “No I can't… I´m trying in vain. Every time I've tried, it's been the same…” va sonando mientras Erick concede momentos brillantes con destellos en los platillos y la rudeza de los tambores.

Sadfields a lo largo de más de dos años ha transmitido por medio de la música sentimientos sinceros los cuales han dejado marca en cada una de las personas que han podido escucharlos de alguna forma u otra.

Probablemente “I Don't Know Why” sea el manifestación más clara de la honestidad de la banda, expresada por medio de un ambiente espacial absolutamente melancólico y la voz de Daniel susurrando: “Sometimes I don't know why, Maybe I'll never find a way… I blame myself outright, An aching feeling out of time”.

La sensación de impotencia frente a situaciones confusas emergen en “Out Hand”, ritmos sombríos arpegiados y el perfecto acoplamiento de Miguel en el bajo y Erick crean una nostalgia desgarradora, la cual es perfectamente dominada por el trío.

De pronto una atmósfera profundamente emocional se apropia poco a poco de los últimos nueve minutos de Homesick, efectos intensos suben al último viaje, donde ritmos apasionados van marcando el desenlace de esta primera historia.

“Breathing again? I'm tired, Hearing again? I'm tired, Seeing again? I'm tired, Feeling again? I'm tired”, dan pie para respirar y dar el último suspiro, que pasando el octavo minuto se convierte en una batalla de sensaciones fantásticamente sublimes dando a Homesick un cierre ruidosamente impecable.

Admirable es ver que estos chicos que no pasan de los veinte años tengan una delicada gracia de poder matizar cada una de las rolas de tal forma que no importa tu estado de ánimo ni donde te encuentres, podrás disfrutar cada uno de los temas.

No es una revista, es un movimiento.