8831
Ritmo Estadounidense: Gossip y su Joyful Noise

Ritmo Estadounidense: Gossip y su Joyful Noise
Ritmo Estadounidense: Gossip y su Joyful Noise

/

Artista(s)

28/Jun/2012

Un álbum difícil de encasillar en un adjetivo, algo ochentero con líneas emocionales, y a su vez divertidas, eso es A Joyful Noise, la entrega más reciente de Gossip.

Conocidos anteriormente como The Gossip y conformados por Beth Ditto en la voz, Brace Paine en la guitarra y Hannah Blilie en la batería es como esta agrupación disfruta de fama internacional tras haber utilizado uno de sus sencillos en la publicidad de la ya extinguida serie británica, Skins.

Con un indie rock a flor de piel y teclados que invitan al baile, a mediados del pasado mayo, lanzan A Joyful Noise, su quinto álbum de estudio empapado de una mezcla de soul, gospel, rock, funk, disco, punk, pasión, sensualidad, baile, provocación y rebeldía . Con Brian Higgins en la producción y colaboraciones del músico francés Fred Falke, es como lanzan al mercado los sencillos "Perfect World" y "Move in The Right Direction".

El disco abre con guitarras ásperas acompañadas de sintetizadores que le dan vida a la voz provocativa de Beth, quien nos deleita con "Melody Emergency", seguida de su primer sencillo "Perfect World" con un ritmo pegajoso que invita a abrir la pista de baile. Seguida de "Get a Job", que a mi parecer es uno de los extractos más sobresalientes de este compilado, con frases que nos hablan al oído y nos hacen imaginar una pista llena de luces. "Move in the Right Direction" marca una pauta al romance con un sonido limpio y esa mezcla disco que caracteriza a este material. Con "Casualties of War" es como entramos de lleno a un ambiente romántico, a momentos que nos brindan calma de la mano de composiciones pacíficas que invitan a terminar de escuchar sólo por la curiosidad de descubrir el desenlace. Damos paso a tracks como "Into The Wild" que con un toque de sensualidad nos abre camino a "Get Lost", "Involved" y "Horns" que caen en lo desconcertante por incorporar composiciones inesperadas para prepararnos un final algo predecible, cosa que, pienso, es algo decepcionante en un material discográfico, ya que los 7:41 minutos restantes de esta placa, a cargo de canciones como  "I Won't Play" y "Love in a Foreign Place", son como Gossip cierra un playlist en el que al final no encontramos nada indispensable debido a su falta de emoción y esperanza.

Un álbum fácilmente digerible pero que sin embargo está lleno de ventajas para conquistar a un público necesitado de música, ritmos variados y baile. Hasta ahora existen opiniones de todo tipo alrededor de este material, puede carecer de arreglos finamente cuidados si lo comparamos con entregas anteriores. Sin embargo, es un sonido que muchos otros consideran que fue salvado por un productor influenciado por Madonna y Abba, ¿el responsable? Higgins.

Algunos fans afortunados podrán encontrar el álbum en su edición especial con remixes de "Perfect World" y "Move in the Right Direction", así como un video como regalo extra.

¿Ya lo escuchaste? Te dejamos una probadita.

No es una revista, es un movimiento.