110037
Pharmakon — Contact

9

Pharmakon
Contact

Sacred Bones Records / 2017

Artista(s)

Pharmakon

Contact: Noise para distorsionar el consciente.

Todos aquellos que hayan prestado verdadera atención a un concierto, sabrán del estado en el que la música es capaz de posicionarte. Es una experiencia casi de trance. Nada más pasa; solo tú (como parte de un público) y los músicos. La energía que se propaga genera un estado alterado de conciencia. Este es el punto de partida para Margaret Chardiet, mejor conocida como Pharmakon, en su tercer álbum: Contact.

Como buena representante del noise estadounidense, Chardiet ha expandido su capacidad artística por medio de la conceptualización de sus proyectos musicales. Tal es el caso de Contact, material en el que usa como referencia un estudio antropológico que secciona el trance en cuatro pasos: preparación, comienzo, clímax y, resolución.

La declaración artística de Chardiet que solidifica al disco gira en torno a una filosofía nihilista. Contiene argumentos poco favorables hacia la imagen que el humano tiene de sí mismo. Critica la poca atención que existe hacia la experiencia humana debido a la ocupación continúa en eventos inútiles y, disminuye la existencia del propio ser a un elemento más que el universo ignora. La mente humana pareciera estar ocupada en individualidades que distancian la experiencia del "ser" de la del autoreconocimiento.

Contact, más allá de ser un canal auditivo de creatividad, es un grito desesperado por regresar la atención a la comunicación, al contacto.

Las seis canciones en el EP reproducen el proceso de trance. Es un estado de reflexión muy específico que rescata al espectador de la vida y lo adentra a su sí mismo. Si bien es una experiencia que busca ocasionar en sus presentaciones en vivo, el disco funciona como un registro atemporal para su uso cuando sea necesario.

"Transmission", tercera canción del álbum, anuncia el inicio del clímax en el trance. Es el paso por el cual surge todo. Antes se prepara y, después se reflexiona; pero, aquí es donde se vive, se experimenta y se siente más que nunca. Así es como este track (primer single del álbum) cumple efectivamente su papel y reluce dentro del repertorio como la pieza crucial de Contact.

El álbum solicita al escucha dejarse llevar por el poder cautivador del noise de Pharmakon. Si no estás listo para ocultar tu vida por un segundo, deberías esperar a estarlo para percibir la funcionalidad de esta obra. No debe utilizarse como ambient o un background-album. Más allá de ser un producto salido de un estudio, es de aquellos discos que vale la pena atender por la inmensa capacidad emotiva.

El noise jamás dejará de ser experimental. Pharmakon logró materializar la parálisis del consciente en este álbum para ilustrar la fortaleza creativa que posee.

 

No es una revista, es un movimiento.