175443
P.H.F. — New Metal

8

P.H.F.
New Metal

Danger Collective Records / 2020

Artista(s)

P.H.F.

P.H.F. nos lleva a recorrer los sonidos de toda su carrera en New Metal.

Desde Auckland, Nueva Zelanda, Joe Locke nos muestra la nueva producción que ha realizado bajo el nombre de su proyecto P.H.F. Esta vez, condensa en una sola placa los diferentes sonidos por los que ha venido explorando desde que publicó Ok Cool en el 2012. P.H.F se comunica desde el hardcore, el pop y el noise, atravesando los límites imaginarios que existen entre géneros, para usar cada sonido como vehículo del feeling del momento.

New Metal, el décimo álbum de P.H.F. (anteriormente conocido bajo el nombre de Perfect Hair Forever) es un compilado de sonidos que a veces suenan shoegaze en lo atmosférico, a veces a noise en lo distorsionado, pero siempre a un camino por recorrer. Aunque 16 es un número que puede sonar abrumador, las canciones son cortas y se puede escuchar de un tirón sin mayor drama.

En el trayecto, se encuentran puntos comunes entre diferentes géneros que parten de una misma matriz, haciéndolos coexistir en el mismo espacio melódico que se expande en este tracklist de 16 canciones que más recuerda a un mixtape que a un álbum. A la entrada nomás, “Everyone Is Dying” ofrece el primer panorama noise con un minuto entero de guitarras distorsionadas, que de pronto bajan a una melodía desolada. Estos intervalos se repiten una vez más en el resto de la canción, augurando lo que los espera. El sonido de “Imperial Butter” sorprende en este disco por dar un paso hacia adelante como diciendo “el Brit pop también se encuentra aquí”.

Una que sorprende por su suavidad es “Do It Anyway”, un tema con voces distorsionadas que se encuentra con el bedroom pop en una buena tarde de sol. Los temas más redondos son “I Want U 2” y “Eat Mear And Kill”, ambos nacidos del ruidismo a là Sonic Youth, con muchísima personalidad. Mientras que “Eat Meat And Kill” juega más con lo melódico y hasta bailable, “I Want U 2” es más visceral y atrevida en las guitarras. También es la más interesante de esta producción. “Simple Pleasures” y “More Marsh” también son muy buenas adiciones a este tracklist.

En la comunicación realizada de esta producción se habla de un mixtape para explicar lo amplia que es en cuestión de sonidos, por lo mismo no se puede esperar que cuente una sola historia. El detalle es que de haber escogido unas cuantas canciones menos, podría haber sido un álbum redondo. Finalmente, se deja escuchar y disfrutar a pesar de eso.

No es una revista, es un movimiento.