93179
Oscar – Cut and Paste

8

Oscar – Cut and Paste
Oscar – Cut and Paste

Wichita Recordings Ltd / 2016

Artista(s)

Oscar

Cut and Paste: la colorida forma de ver pasar los días de un joven llamado Oscar.

Después de presentar exitosamente algunos EP en su esencia más lo-fi, ahora Oscar Sheller, un chico londinense de 24 años, de imagen bonachona y voz profunda, regresa con su primer LP. Este disco, que además de incluir versiones pulidas de sus canciones más destacables, incluye nuevos temas que parecen abrir la puerta de su habitación para compartir recuerdos, experiencias y su colección de objetos de Mickey Mouse.

El álbum abre con “Sometimes”, sencillo reversionado que marca el carácter de lo que seguirá: guitarras distorsionadas con alma noventera, un estilo vocal inconfundiblemente británico –probablemente influenciado por Damon Albarn y Morrissey y una rítmica sencilla pero bailable. Aunque a primera escucha, la placa podría dar la impresión de mantenerse en la misma línea, su verdadero valor está en los detalles que Oscar fue sembrando. 

Un ejemplo es “Only Friend”, que se acompaña de secuencias ensoñadoras y la voz dulce de la cantante y multiinstrumentista inglesa Marika Hackmann, quien también goza de un nombre emergente en la escena londinense. Otro es el sampleo a la vieja escuela del dub con que inicia “Good Things”, una canción reconfortante que, en palabras del mismo Oscar, comenzó como un canturreo futbolero.

De hecho, la inspiración para las letras y los nombres de los tracks vienen de lugares tan orgánicamente cotidianos, que es difícil no conectar con ellos. Tal es el caso del título y coro de “Daffodil Days”, que surge gracias a un mensaje de texto que Sheller envió a un amigo para decirle que tuvo un día difícil, pero en vez de difficult day, el autocorrector lo cambió a algo que podríamos traducir como “Día de narciso”. Por cierto, el narciso es una planta que florea solo en primavera. Bonito, ¿no?

Este trabajo posee un encantador espíritu naive, que se percibe en la lírica: rompimientos, el día a día y un colorido teenage angst, como en “Breaking My Phone”, y también en los ya mencionados y persistentes momentos lo-fi, como “Feel It To”.

Cut and Paste es tan desenfadado y completo en su sencillez, que irresistiblemente se puede convertir en un buen soundtrack para el verano. El disco no es el descubrimiento del año, ni el álbum que viene a proponer cosas nuevas, aunque tampoco pretende serlo. Simplemente se trata de escuchar lo cotidiano con oídos rejuvenecidos y con la serenidad que transmite la voz de Oscar.

No es una revista, es un movimiento.