117100
No Somos Marineros — D’ARCY

8

No Somos Marineros
D’ARCY

Independiente / 2017

Artista(s)

No Somos Marineros

La melancolía arpegiada por No Somos Marineros.

Pienso que No Somos Marineros es una banda que actualmente no necesita una larga introducción para hacer memoria de su eminente trayectoria. Desde principios del 2017 NSM comenzaba a lanzar señales de lo que sería su nuevo disco, que tras varias historias de Instagram con fragmentos de audio de fondo, imágenes en Twitter y Facebook, el día 12 de agosto sin más, lanzaron D’ARCY.

Producido y mezclado por el venezolano Miguel Fraino (Cardiel) en Vesubio 34, consiguen nueve tracks con gran calidad y peculiar sonido, dejando a un lado los gritos, la banda muestra la agudeza por sonidos armonías más melancólicos, voces melosas y  en su mayoría riffs arpegiados influenciados en parte por el shoegaze.

Si bien desde hace un par de meses, NSM ya se encontraba tocando un par de rolas nuevas, "Los bajos fondos" es el tema con el cual abren el disco y con el que también solían abrir los shows. “Déjame ir no puedo más… Estás engañando a alguien, solo a mí”, son las primeras palabras de  D’ARCY, dirigidas por una línea de bajo y atmósferas encantadoras.

Una batería fluida abre paso a "Je suis un basiur", seguida de blandos acordes de guitarras los cuales van dando mayor matiz en cada segundo que corre, hasta llegar a el clímax donde inevitablemente moverán la cabeza o el cuerpo de un lado a otro al son de las dramáticas guitarras, haciendo erizar su piel escuchando “No basta y regalo la dignidad… Solo abusas”.

Ya entrando a la tercera rola la cadencia se acelera un poco, letras dolorosas y llenas de pasión resaltan en "Andiamo vía" donde las distorsiones que en momentos se diluyen y regresan con alta fuerza marcan la intensidad de sentimiento en cada estrofa.

He escuchado más de 20 veces el disco (fácilmente) y en cada ocasión las canciones me traen recuerdos y sentimientos más profundos. Desde siempre ha sido curioso como NSM ha nombrado sus canciones, Cutlass (1996) es el vivido recuerdo de la nostalgia de lo vintage, ¡Sí!... como aquel auto de GM, Oldsmobile Cutlass fabricado a inicios de los 60; nos regala momentos serenos y abandonados precisados por un ambiente de desconsuelo. “Quédate, Puedes verme cambiar… Acércate, Nos vamos a humillar”.

Me causa intriga saber que pensaba Oscar, Carlos, Andrés y Gustavo al colocar D’ARCY después de una canción que te hace llegar a tenderte en el suelo. Si no basto el desconsuelo de Cutlass, ponte cómodo y trae un pañuelo contigo pues D’ARCY cuenta con todo aquello que te destruirá de una vez por todas.

“Llegaron tarde tus ganas de mejorar. No me sirven, empieza a olvidar”, seguida de una disonancia y angustia palpable, esta rola se convierte en el clímax del disco, que con una fuerza descomunal te hará sentir identificado con algún momento de tu vida, no precisamente algún amorío fracasado, más bien en aquel suceso dramático que ha marcado un cambio extremo de ver las cosas.

La emoción regresa en "Googoolows (gugulous)" con mayor ritmo y esos pequeños acordes y golpes de batería que definen a NSM, seguido de "Gemelos cóctel", donde una profunda reflexión, sentimientos propios y abismales profundos se apoderan del entorno.

D’ARCY es un disco que contiene más contenido en sus letras y el sonido flamante te hipnotizará de pies a cabeza, sin embargo creo que NSM no podía cerrar el disco sin un toque de efusividad emitida por la voz, como sucede en "Billy", que a pesar de dar un comienzo tenue. “¿Quién crees que eres?  ¿Crees que puedes fingir?”, hace estallar la canción con una impecable mezcla de efectos caóticos en las guitarras.

Así NSM prepara el inesperado final de D’ARCY. Pequeños acordes suenan, cuando de un segundo a otro la explosión melódica se hace presenta en "Eurosport", despiadados riffs, pronunciados golpeteos de batería y coros plagados de angustia les darán a esos fans un poco de lo que se percibe en Lomas Verdes. “Sálvame, no harás nada mejor, sé que no estás”,

Es de admirar que una banda no se estanque en algún genero musical, dejando a un lado las críticas de los espectadores,  No Somos Marineros efectúa un evolución exitosa al presentarnos D’ARCY. Nueve rolas con un sentido y sonido musical distinto a Lomas Verdes y Demo Juvenil, que sin importar no estar en todas las plataformas digitales, del pasar del emo hardcore a sonidos flamantes y mucho menos la fecha fijada del estreno del disco, No Somos Marineros demuestra que toquen lo que toquen ellos lo disfrutan y… ¡vaya que lo hacen bien!

No es una revista, es un movimiento.