170000
My Morning Jacket — The Waterfall II

8

My Morning Jacket
The Waterfall II

ATO Records, LLC / 2020

Artista(s)

My Morning Jacket

Reconciliación con el mundo presente en lo nuevo de My Morning Jacket.

My Morning Jacket tiene una carrera sólida de dos décadas, en las que nos han regalado majestuosos álbumes. El más reciente de ellos The Waterfall II que, para sorpresa de muchos y confusión de otros, es un disco que esperábamos desde la promesa de Jim James en 2015, cuando vio la luz The Waterfall, y confesó que vendría más material próximo. Eran tiempos muy distintos a los que hoy vivimos; se han detenido las giras mundiales y 2020 es el año que los de Kentucky eligieron para lanzar, por lo pronto, 10 temas que tenían guardados bajo llave.

En el primer corte, “Spinning My Wheels” las percusiones del xilófono y los acordes del piano envían un guiño a John Lennon en el más allá. Jim James hace uso de sus tonos de voz más expresivos y coros agudos ya conocidos, para dar un mensaje de auto compasión en tiempos de incertidumbre para el mundo: “To love another day and live to tell”. Aunque también se trata de una declaración de su propio desgaste personal a lo largo de toda una década. En 2015, cuando My Morning Jacket grababa The Waterfall, tuvo una operación de hernia en la espalda. Ahora rompen el silencio y nos comparten más líricas profundas, acompañadas de excelencia sonora. 

Estamos acostumbrados a creer que las segundas partes son una continuidad de las primeras. Con The Waterfall II sucede lo contrario. El resultado es más una declaración de paz y reconciliación, después de los excesos y desastres del pasado: “What a fool I was” canta Jim James en “Still Thinkin”, y aparecen rugidos de su guitarra, que se acoplan al piano y al sonido orquestal tan familiar de la banda.

Por su parte, “Climbing The Ladder” es un recordatorio de que todo lo que sucede es por una razón y que la búsqueda de un mundo mejor nunca termina, es justo como el agua de una cascada.  

Después vienen temas con acústica controlada y teclados sobresalientes. Con el corazón en la voz, Jim James le canta a la añoranza de una amada compañera: “All I want is feel you”, donde va resquebrajando acordes y tocando fibras sensibles desde “Feel You”, “Beautiful Love (Wasn’t Enough)”, “Run It”, “Welcome Home”, hasta “The First Time”, donde resuena un ambiente de calma. 

La dualidad del sonido de My Morning Jacket en sus álbumes es muy peculiar. Siempre hay un balance entre la magia instrumental y la psicodelia de la guitarra y del sax de J.J. En “Magic Bullet” y “Wasted” usan recursos que ya hemos escuchado en “Holding on to Black Metal”, con coros adicionales femeninos y guitarras suplicantes. 

Aunque sean tiempos difíciles para la industria musical, y no podamos hacer el viejo y placentero ejercicio de escuchar a My Morning Jacket en carretera; sintiendo cada track cual el aire fresco entrando por las ventanillas, cabe la tentación de hacerlo en casa, cerrando los ojos, abriendo oídos y corazón a lo nuevo de una de las agrupaciones más queridas e icónicas del rock alternativo.

No es una revista, es un movimiento.