217257
Moon Walker — The Attack of Mirrors

9

Moon Walker
The Attack of Mirrors

48 Hours Entertainment / 2022

Artista(s)

Moon Walker

La contracultura explícita de Moon Walker con sonidos del rock vintage.

The Attack of Mirrors no sólo emana de la contracultura, sino que se alimenta de ella y contagia a otros de la misma. Es una criatura impregnada de la ideología original del rock, dándonos algo sobre qué reflexionar al ritmo de distorsiones, sintetizadores, cuerdas desgarrándose; proyectando un sentimiento de indignación e inconformidad que nos invitan a salir fuera de lo establecido.

La crítica cruda está impregnada a lo largo de las 10 canciones y no hay quien salga bien parado ante el cinismo de Springer, ni siquiera él.  “We don’t make decisions” es la canción que abre y pone en el reflector a las instituciones que intentan hacer un brainwasher mientras de una forma satírica enjuicia a las masas sin individualidad que prefieren conformarse con los discursos gastados que les imponen. Está canción es complementada por uno de los sencillos más exitosos del álbum, “I’m afraid I’ll Go To Heaven”, que también señala temas religiosos aunque de una forma más personal.

Y aunque Moon Walker parece conocer muy bien sus límites, también parece desafiarlos, “Doombox” por ejemplo, es sin duda una de las canciones más imponentes del álbum, con un groove marcado en la batería, distorsiones de guitarra y el fuzz en el bajo bien aplicado para conseguir un toque rebelde y provocador que sigue la línea del álbum para darle paso a “Turn Off This Song (Before It Takes Your Soul)” y “The Stolen City”, que exponen las enfermedades de la sociedad y las fracturas de la moral con frases como “Set fire to the village wall/what else ya build a city on?/ if not a pile of broken bones” que nos muestran la peor cara de la realidad. Puedes estar de acuerdo o no con lo que dice, pero es probable que a Moon Walker, le importe menos que poco.

Además de sus letras puntiagudas, la voz de Harry Springer agrega mucho valor al estilo de la banda, dándole vida propia a través de la emoción impregnada en cada interpretación. Las canciones donde mejor podemos percibirlo son justamente aquellas con las que cierra, “Pins & Needles” y “Nothing Can Save Me (From Mysefl)” son un par de melodías desgarradoras y honestas que reflejan sus inseguridades e incertidumbres; “¿quién soy? ¿qué quiero? ¿a dónde me dirijo?”. Esta es su última dosis (por ahora) de cruda realidad y amor duro hacía sí mismo.

Sin duda, The Attack of Mirrors es uno de los álbumes más interesantes y expositivos del rock alternativo de los últimos años. Aunque definirlo como un solo género parece incorrecto, ya que el dúo de Los Ángeles crearon una mezcla bastante atractiva que explora el garage, el progresivo, el punk y el rock psicodélico, donde claramente vemos referentes musicales de bandas legendarias como Pink Floyd y Led Zeppelin y demás bandas de los 70’s, con guitarras estrepitosas, distorsiones y riffs que van creciendo en intensidad, guiados por una predominante batería.

Moon Walker apela a la nostalgia en The Attack of Mirrors, pero no por hablar de tiempos perdidos o de un sentimiento de tristeza, incluso va más allá de tomar sonidos y estilos propios de una época del rock, se trata de traer consigo la esencia de aquel género que se consideraba peligroso por contar verdades incómodas. Es la clase de música que va más allá de ser un objeto de entretenimiento. Y aunque quizá no es la mejor frase para describir las intenciones del dúo, es algo que se agradece en medio de una época de samples genéricos.

Es un most si disfrutas del género y quieres escuchar un artista emergente. Definitivamente te vas a encontrar sacudiendo la cabeza más de una vez al ritmo de sus melodías.