Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

165419
Matt Robidoux — Brief Candles

8

Matt Robidoux
Brief Candles

1790337 Records DK / 2020

Artista(s)

Matt Robidoux

Brief Candles, el nuevo paisaje que dibuja Matt Robidoux.

Dejando atrás su pasado en el indie rock con bandas como Speedy Ortiz, Matt Robidoux, se ha embarcado desde hace algunos años en una travesía por los mares de la experimentación y la improvisación, acercándose a círculos tan exigentes de la llamada música nueva el joven compositor estadounidense ha ligado su obra con colectivos tan importantes como Sunburned Hand Of A Man.

Robidoux ha incorporado en su trabajo una aproximación pop muy latente en cada una de sus producciones, sin dejar de perder la experimentación y la constante búsqueda por sonidos nuevos, pero siempre manteniendo esa sensibilidad sonora.

El mes pasado, el compositor estrenó uno de sus trabajos más arriesgados de su joven carrera. Brief Candles (1790337 Records DK), un disco que, explora más allá del formato canción, compuesto de ocho tracks, hace gala de canciones complejas y emotivas, acompañadas de un conjunto de 17 músicos del cual Robidoux pareciera pedir mucho más de los músicos en cada corte.

Colaboraciones potentes que endulzan cada track del disco, canciones que proyectan esa emoción de alcoba, esa sensibilidad casi palpable que se hace presente en cada paso del álbum, un trabajo por demás delicado pero que tiene un gran espacio para la libertad, como lo prueba con cortes como: “Little Wall” el cual pareciera un lento paseo adornado por una instrumentación gigante, y que se armoniza con las voces sutiles y casi infantiles del autor, o “Miel”, donde la disonancia se empata con las melodías en espacios casi claustrofóbicos.

Un trabajo supremo en la carrera del cantautor estadounidense, donde deja claro, que queda espacio en su obra para diferentes tipos de universos, desde el pop, el rock, la composición moderna o incluso la improvisación, para crear su propio vocabulario, y dejar que las cosas fluyan conforme avanza su creación, misma que pareciera que se encuentra bajo un movimiento imparable. Un disco que demuestra una vez más, la capacidad del Robidoux y que, deja en espera de encontrarse nuevamente con su obra.

No es una revista, es un movimiento.