Log In

Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

145581
Lucy Rose — No Words Left

7

Lucy Rose
No Words Left

Communion Group Ltd / 2019

Artista(s)

Lucy Rose

No Words Left: un viaje a la mente de Lucy Rose.

Lucy Rose es una artista que ha luchado por mantener intacto su arte. Se ha ido de disqueras en busca de libertad creativa. Poco a poco ha ido deconstruyendo su música hasta dejarla en su estado más simple: su voz y su guitarra. La transición es notable al escuchar su discografía. Su cuarto trabajo titulado No Words Left es el resultado de querer expresar el momento que está viviendo de una manera muy personal.

¿Qué encontrarás en este álbum? Si eres de los que disfruta lo minimalista y simple de la música folk, disfrutarás mucho escuchar No Words Left, de no ser así, aléjate. Durante 11 canciones te acompañará la voz de Lucy, una guitarra, un bajo, un piano y ocasionalmente una sección de cuerdas. Oirás melodías de tempo lento; una voz melancólica, suave y honesta que se mezcla con arpegios, acordes, líneas de bajo y melodías de violines. Todo da como resultado un álbum simple que batalla con captar tu atención, porque es un trabajo muy personal. Realmente es un poco difícil de oír. Por su simpleza puede llegar a aburrir a los que buscan escuchar algo más alegre y con un ritmo más rápido.

Para disfrutar este tipo de álbumes necesitas de un estado de ánimo específico o ser fan del trabajo de la artista, porque es muy honesto y Lucy te habla directo sobre cómo se siente: este trabajo es una forma de expresar el momento por el que está pasando. Al escucharlo te vuelves su acompañante, un testigo de lo que pasa por su cabeza y esto no es malo, pero las melodías lentas no ayudan a terminar el viaje. La música solo sirve para apoyar las letras, el apartado más destacable de este trabajo.

Líricamente es muy bueno. El tema central son los problemas mentales de Lucy Rose; sus ansiedades y miedos. Los versos están cargados de reflexiones, dudas y pensamientos, los cuales, si les pones la suficiente atención, te harán hacer una pequeña introspección e incluso te podrás identificar por partes. Este es el gancho de No Words Left, porque la música tiene altibajos y es el principal obstáculo para mantener el interés. Canciones como “Treat Me Like A Woman”, “Conversation”, “Solo(w)”, “Save Me From Your Kindness” y “Song After Song” son las más destacadas.

¿Vale la pena escucharlo? Sí lo vale, si este es el tipo de música que sigues. No Words Left viene cargado de simpleza instrumental y buenas letras, no hay nada más. No hay secretos ni sorpresas. Es un disco parsimonioso, muy íntimo. Lo puedes escuchar una tarde tranquila o en la noche mientras haces tus cosas. No perderás el tiempo si sigues el trabajo de bandas o artistas de folk o indie rock con ritmos lentos como Kate Bush, Mount Eerie, Daniel Johnston, etc., y lo tuyo es lo relajado y tranquilo.

No es una revista, es un movimiento.