109709
Low Roar — Once In A Long, Long While

10

Low Roar
Once In A Long, Long While

Playground Music Scandinavia / 2017

Artista(s)

Low Roar

24/Abr/2017

Once In A Long, Long While: catarsis por el fin de una relación de pareja.  

¿Alguna vez han experimentado una situación que creen no se repetirá? Seguramente sí. Independientemente de que haya sido una vivencia positiva o negativa, hay momentos que quizá no volvamos a vivir (al menos no en mucho tiempo).  

Para Ryan Karazija, líder del proyecto islandés Low Roar, la separación de su esposa le dejó una huella muy profunda. Plasmó por entero ese sentimiento en su nuevo disco Once In A Long, Long While. A lo largo de sus 13 pistas, la música y la melancolía hacen una mezcla homogénea.

“Don’t Be So Serious”, inaugura esta producción. Su sonido se apoya en elementos sintéticos que contrastan con el folk que nos sedujo en los primeros álbumes de la banda. Sin embargo, la esencia de Low Roar sigue intacta; la combinación de emociones al escuchar su música prevalece.

El primer sencillo del álbum llega. “Bones” es un tema que derrocha sensualidad de inicio a fin. Sincroniza destellos de cuerdas, instrumentos de viento y una base rítmica cadenciosa. La suave voz de Jófríður Ákadóttir, cantante islandesa, le da un toque especial.

Este LP cuenta con canciones que sonarían perfecto en una presentación acústica. Los tenues arreglos de “St. Eriksplan”, “Poznań” y “Miserably”, podrían sustituirse por una sutil guitarra acústica.

“Give Me An Answer”, el otro single del álbum, cautiva desde los primeros segundos de escucha. El ritmo nos lleva, cautelosamente, por un sendero de tranquilidad. Nos acompaña con percusiones diversas y tintes de una guitarra eléctrica; además, es antesala de los siguientes 3 tracks que, considero, son el clímax de este disco.

Once In A Long, Long While posee una fuerte carga sentimental. Potencializada, principalmente, desde que escuchamos “Waiting (10 years)”. Sigue “Without You”, canción en la cual, el escucha podría soltar algunas lágrimas al recordar a un ser amado que haya perdido. Casi cual si fuese una continuación del tema anterior, “Gosia”, nos regala, nuevamente,  un momento de paz. Recordamos así, que sólo nos necesitamos a nosotros mismos para lograr nuestros sueños.

El tema homónimo del disco es de los más disfrutables. Combina el sonido sintético de la distorsión en las guitarras con una base rítmica calmada. Más adelante, ya para cerrar, experimentamos una atmósfera musical a través de temas instrumentales: “Crawl Back” y “13”.

Pese a ser un disco con gran carga nostálgica y depresiva, los tracks bailables, instrumentales y con cierto grado de sensualidad le ayudan para levantar el ánimo y brindar armonía al finalizar éste.

Low Roar consolida su evolución musical a través de este álbum. Logra canalizar y transmitir el pesar de Ryan por medio de la música. Concreta un vínculo sentimental con el escucha, y lo transporta por múltiples estados de ánimo.  

No es una revista, es un movimiento.