Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

32355
Letters From Readers: Arriesgándose a la Originalidad

9

Letters From Readers: Arriesgándose a la Originalidad
Letters From Readers: Arriesgándose a la Originalidad

At-At Records / 2013

Artista(s)

Letters From Readers

Pensar en México y sus creadores conlleva múltiples riesgos, son tantos los estereotipos que llega a pensarse que la música, la pintura, e incluso la actitud nacional, son de una forma determinada. México: caló indescifrable, pop digerible, jaranas y denuncia social ligera. En este país, ¿es posible la actividad artística desentendida de lo típico? ¿Es posible trabajar con un poco más de valentía y no sonar a una región territorial sino a originalidad? El creador tiene que tomar la decisión de jugar al éxito o al riesgo, al “tengo-una-banda-famosa” o al “tengo-control-sobre-lo-que-hago”.

Son muchas las bandas a las que se circunscribe o se limita la música mexicana. El mercado siempre se las ingeniará para volver monótono el panorama, pero no por ello la audiencia debe tener la obligación de consumirlo. Entre tantos nombres jóvenes que aparecen para disipar el embotamiento, llega a nosotros Letters From Readers, proyecto del mexicalense Gerardo Montoya, y su nueva placa Dot Dash, con el que puede corroborarse que la electrónica en México es vanguardista, no en el sentido cool, sino en el confrontante. Gerardo Montoya, músico y compositor, tiene nociones bastante sólidas sobre lo que es la densidad sonora y la experimentación. Dot Dash es el disco de alguien con plena conciencia de sus recursos, no es un intento sino un resultado definitivo.

La fuerza evocativa de los discos que parecieran soundtracks es contundente. Puede ser que Dot Dash posea imágenes cinemáticas: calles vacías con faroles amarillos, siluetas de peatones y basura en parques. La inclusión de instrumentos análogos como las baterías y las guitarras se mantiene a un tono bajo y ácido, un elemento novedoso dadas las circunstancias actuales (¡basta de la electrónica para fiestas!).

Podemos encontrar guiños krautrock en “Tapefwd” y oscuridad citadina en “Enok”. Las voces femeninas se dirigen a lo decadente y no a lo sensual, como sucede en “Katneep” y “Otomatune”, corte que se presenta como una de los ápices del disco. Otomatune: lentitud agresiva, distorsiones oportunas y elegancia oriental.

Triste pero cierto: en México desfilan bandas cuya juventud se desgasta con sus múltiples reciclajes; pero el riesgo artístico no es privilegio de las culturas extranjeras. Letters From Readers es un proyecto para quien desee escuchar algo nuevo, tanto en el sentido estético como en el cronológico, y Dot Dash un disco digno de tenerse.

No es una revista, es un movimiento.