51006
La acústica y pesada tranquilidad del Rey: King Buzzo

La acústica y pesada tranquilidad del Rey: King Buzzo
La acústica y pesada tranquilidad del Rey: King Buzzo

/

Artista(s)

01/Jul/2014

Buzz “King Buzzo” Osborne

This Machine Kills Artists

Ipecac Recordings

2014

En una entrevista reciente, Buzz Osborne,  líder de The Melvins, declaró que su debut como solista no era un disco folk como tal, sin embargo, para muchos de los que ya escuchamos este material, nos resulta demasiado tentador encasillarlo en esta expresión musical estadounidense.

Si previo a escuchar This Machine Kills Artists la gente tiene la expectativa de encontrar un disco de grunge acústico, es básicamente lo que obtiene. Antes de cumplirse los treinta segundos iniciales de la primera canción, “Dark Brown Teeth”, Buzz comienza a dilucidar su pasado y su eclecticismo haciendo presentes todas sus influencias, acumuladas en más de treinta años de prolífica carrera musical.

Si en algún punto “Rough Democracy” da la impresión de ser una melodía de Abandoned Pools o Collective Soul, habría que considerar que quizás esté evidenciando una retroalimentación musical entre Osborne y alguna de estas bandas pertenecientes al llamado "sonido de Seattle". Prácticamente, toda una generación de músicos contemporáneos a The Melvins, y de muchos de los que vinieron después, deben esa característica en gran medida al maestro King Buzzo y su banda, precursores del grunge junto a Green River y Dinosaur Jr.

A pesar de la amplia gama y cantidad de riffs pesados en bemol, y de que por momentos el álbum parece un unplugged de Alice in Chains con The Cult, existen otros elementos por descubrir con distintos tipos de influencias. Una vez que escuchamos con detenimiento y desmenuzamos cada canción comienzan a percibirse claros matices para los asiduos al new wave (Tears for Fears) o del post/art punk y rock experimental (Talking Heads); particularmente, en la voz podrán encontrar cierta reminiscencia a un pasado de horror punk (Misfits) y de garage pyschobilly (The Cramps).

Siempre es gratificante ver cómo cada vez más músicos de antecedentes pesados comulgan con gracia y sutileza en la tranquilidad del folk. Desde 1983, Buzz Osborne ha sido el dragado de su propio océano, tal como cuando cuando con The Melvins estableció las bases del grunge; sin embargo, Osborne siempre tuvo una forma y melodía peculiar, razón por las cual él y su banda han perdurado todo este tiempo en total prosperidad musical.

El hecho de que Buzz sea tan hábil para enganchar sus vocales con acordes de guitarra en quinta (power chords), lo ha vuelto tan popular y admirado por sus seguidores. No obstante, también puede llevar a cabo las partes más sobrias como cualquier compositor folk de renombre.

No es una revista, es un movimiento.