85743
Jeremih - Late Nights: The Album

7

Jeremih - Late Nights: The Album
Jeremih - Late Nights: The Album

Def Jam Recordings / 2015

Artista(s)

Jeremih

04/Ene/2016

Rap, R&B y pop sí combinan, Jeremih lo demuestra.

El tiempo pasa en vano para Jeremih Felton, después de que hubo controversias por el retraso del LP que le iba a seguir a su último álbum, All About You (2010), pero finalmente llegó Late Nights: The Album, sin una pista de haberse vuelto obsoleto debido a los tres años que se tardó el artista en tramarlo.

Al contrario, puede considerarse todavía un paso hacia adelante en comparación a su mixtape Late Nights With Jeremih (2012); un preámbulo al trabajo principal que había dejado a varios con el apetito abierto para un sonido de R&B futurista y sin ambiciones y... que llegó finalmente, tres años después.

El mixtape destacó al artista de Chicago como no solo un rapero conocido por su humor colegial de su primer hit “Birthday Sex”, sino como un artista capaz de construir los mejores paisajes sonoros que se podían escuchar dentro del hip-hop. Late Nights: The Album no abandona precisamente los deseos carnales de un Jeremih que parece se encontró con los excesos de la fama apenas ayer, “Oui” y “Woosah” son cantos a la lujuria de la madrugada en medio de unos beats y unos loops en la consola, al mismo tiempo siniestros y seductores.

La producción es sencilla pero contiene uno que otro elemento auditivo sorpresa que lo mantiene a uno a la expectativa constantemente. Hasta sabe construir el ambiente sensual en una canción como “Planez”, para que al final llegue el rapero invitado J. Cole y haga su aportación: “necesitas un n***** que te la meta en la boca”, fácilmente la peor de las colaboraciones en Late Nights.

El mismo Jeremih también se avienta una que otra línea de dudosa calidad, como cuando le promete a su morra ponerle “este mundo es tuyo” en un dirigible; pero la diferencia está en la voz tan particular de este rapero; suave y juvenil, con un ritmo nato en la dicción, al igual que Jay Z, te puede mentar la madre 100 veces seguidas y solo podrás asentir al ritmo de las rimas. Él, y su invitado Migos, demuestran este buen flow en “Giv No Fuks”.

No hay descanso del party, el champú, "las viejas" y los aviones privados en las rolas de Late Nights. Uno se pregunta a qué hora descansa Jeremih. El último número, “Paradise”, tiene la respuesta. Con un sonido completamente diferente al resto del álbum, esta balada acústica repleta de brillantes coros parece el amanecer después de la noche de un buen bacanal. Entre la melodía solemne y alegre (así como dos Tylenol y un smoothie), Jeremih canta: “so fucking wasted, so fucking high...it’s amazing, that we made it”.

No es una revista, es un movimiento.