36274
Doomriders: unidos por los gritos, la música y la creatividad

Doomriders: unidos por los gritos, la música y la creatividad
Doomriders: unidos por los gritos, la música y la creatividad

/

Artista(s)

29/Oct/2013

Doomriders

Grand Blood

Deathwish

2013

Algo que tiene el metalcore y que lo hace distinto a otras tantas vertientes del metal es la intensidad de sus letras. Los autores, que parecen lastimarse la garganta con esto, logran sanar su corazón, porque los tatuajes esconden a un ser humano como cualquiera que lleva su creatividad a la agresividad sonora. El año pasado, el disco All We Love We Leave Behind de Converge llamó la atención al ser colocado en varias listas de los mejores discos del 2012 de medios tan diferentes como Pitchfork (en su lista de lo mejor del metal del año) y Stereogum.

Doomriders han cabalgado juntos desde 2005 cuando editaron su primer disco titulado Black Thunder, este año regresan dando un respiro a sus proyectos alternos para concluir Grand Blood, su más reciente material, cuyo proceso creativo comenzó en el 2011.

Nate Newton, guitarra, voz y cabeza creativa de Doomriders, también toca el bajo en Converge, pero en este proyecto se centra más en el southern rock y un poco de stoner que en ciertos momentos nos puede recordar a Mastodon. La melodía de introducción de este material es el agresivo andar de estos jinetes del apocalipsis, la gran entrada a “New Pyramids” y solos de guitarra que parecen ahorcarte, “Mankind” no da respiro, sigue la intensidad a flor de piel entintada con“Grand Blood”, quizá el tema que más nos recuerda a Converge, quedando de manifiesto que ser parte de diferentes bandas influye en un sonido propio.

“Bad Vibes” tiene el genoma del hardcore, “Dead Friends” es para aquellos camaradas que ya no están, el tema primordial por el que Nate terminó con la larga espera para volver a crear, el ansia de convertir la tristeza en una celebración a la vida. “Death in Heat” marca la influencia doom que también tiene cabida en estos 11 mensajes de euforia, mientras que “We Live in the Shadows” es otro statement de aquellos que viven en el core: la médula punzante de los que expresan sus sentimientos con discos como este. Violencia creativa más que destructiva.

“Gone to Hell” da pie a la melodía en las voces, “Back Taxes” es agresividad pura y “Father midnight” es otra clave para entender este disco que también cuenta con la mano de obra de Kurt Ballou, productor de este material y del disco de Converge antes mencionado, quien también ha colaborado en las consolas con Isis, Genghis Tron y Torché, y que igualmente es guitarrista de la banda de Jacob Bannon (Converge), el cual colaboró con el arte de Grand Blood y que también es fundador de la disquera Deathwish Inc que editó este gran material de Doomriders.

Aquí no hay 6 grados de separación, todos estos sujetos se conocen, trabajan juntos y ponen de su parte en diferentes proyectos con sus diferentes talentos para crear excelentes propuestas musicales, una auténtica amistad core.

No es una revista, es un movimiento.