Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

32221
El nuevo Ying Yang de Jonathan Rado

El nuevo Ying Yang de Jonathan Rado
El nuevo Ying Yang de Jonathan Rado

/

Artista(s)

05/Sep/2013

Jonathan Rado

Law and Order

Woodsist

2013

Dicen que una segunda oportunidad nunca es mala y es precisamente eso lo que decidí hacer con Jonathan Rado, integrante de Foxygen, antes de comenzar a escribir ésta reseña acerca de su debut como solista. Mientras realizaba mi obligada jornada laboral la semana pasada, me di a la tarea de escuchar el disco de este joven productor, el cual me transportó en ciertos momentos a un estado de tensión que llegó a desesperarme un poco.

Temas como "I Wanna Feel it Now", "I Wood", "Looking 4 A Girl Like U" y muchas de las canciones que componen el disco, presentan una fuerte dosis de distorsión vocal e instrumental que puede llegar a ser demasiado para aquellos oídos que prefieren un poco más de claridad y armonía; y aunque en ocasiones tuve que bajar el volumen para evitar destrozar mis tímpanos, debo decir, con honestidad, que verdaderamente atrapa.

Hay momentos en que las texturas y capas sonoras envuelven, tal es el caso de “Seven Horses”, “Hand in Mine”, “All the Lights Went Out in Georgia” y “Faces”, en la que cuenta con la colaboración de White Fence. Las melodías y líricas en éstas piezas muestran una realidad de Jonathan Rado que no pareciera parte de Foxygen (quienes este año igualmente lanzaran LP). El equilibrio en la balanza de este álbum se materializa a la perfección con ambientaciones limpias, digeribles y tranquilizantes; Law and Order es el trabajo de una persona que busca definir su propio concepto de psicodelia y garage.

Con este álbum, Jonathan Rado deja clara una tendencia camaleónica que busca renovar y superar su propia oferta en formas que ni él mismo se imagina. Las connotaciones sesenteras pueden identificarse al instante, perfectamente logradas y aterrizadas. Las canciones parecieran ser una capsula del tiempo que nos lleva de vuelta a un entorno psicodélico y de experimentación.

El disco es una excelente recomendación para quienes gustan de la música con tintes experimentales como la de Tame Impala, Pop.1280 y Braids. Hay energía, melancolía, estrés, diversión y lo más importante: libertad creativa.


No es una revista, es un movimiento.