166368
Die Antwoord — House of Zef

5

Die Antwoord
House of Zef

ZEF Records / 2020

Artista(s)

Die Antwoord

¿El último álbum de Die Antwoord?

Tuvieron que pasar más de tres años del lanzamiento de MADE BY GOD (CHAPTER III) para que el dúo de Sudáfrica, Die Antwoord, nos sorprendiera con un nuevo álbum de larga duración HOUSE OF ZEF,  un compilado de 12 temas con el que planean retirarse, o al menos eso han declarado.

Después de la polémica por las acusaciones de actos homofóbicos y violentos que han rodeado a la agrupación, y de las cancelaciones de diversas presentaciones en festivales europeos por la pandemia ocasionada por el COVID-19, Watkin Tudor Jones, mejor conocido como Ninja y Yolandi Visser publicaron su nuevo álbum de estudio sin previo aviso, logrando asombrar a más de uno.

El álbum está conformado por 12 canciones, en las que el dúo apuesta por las colaboraciones con diferentes artistas emergentes como Panther Modern, Bukhulubakhe, Gqwa!, Moonchild Sanelly, Roger Ballen, Bobajan y Skelm

Dentro de los tracks, resaltan “NAAI IS ’N LEKKER DING”, “LAMBO LIFE”, “FUTURE BABY” y “N. 1” pero no porque sean mejores canciones que las que le conocemos a la banda, si no, porque son las únicas que te recuerdan la esencia de la misma, y es que, a pesar de que las mezclas de ritmos africanos, hip hop, rap y electrónica son recurrentes en casi todas las composiciones, la presencia de Yolandi y Ninja es nula en algunas canciones como “MY LIFE IS A PORNO” lo que te hace revisar varias veces tu reproductor para confirmar si estás escuchando el álbum correcto.

Cada trabajo de la agrupación suele mantener la calidad o aumentar el nivel de sus álbumes anteriores pero al terminar de escuchar HOUSE OF ZEF la sensación de que está incompleto no se aleja fácilmente de tu cabeza. 

Algo que vale la pena resaltar, es que dentro de este trabajo no encontrarás los sencillos que Die Antwoord presentó previamente “2·GOLDEN DAWN·7”, “DntTakeMe4aPoes” y “BAITA JOU SABELA” aunque tal vez hubiera sido un acierto incluirlos. Un dato interesante, es que, fieles a su estética, el dúo decidió eliminar todas las imágenes de su cuenta de Instagram para crear todo un arte alrededor de su nuevo trabajo.

El álbum pareciera ser el reflejo de una gran hermandad africana. Es la presentación de distintos artistas de los que poco hemos conocido, sin embargo, es un trabajo poco sólido con el que es complicado engancharse. Quizá después de escuchar varias veces HOUSE OF ZEF termine gustándote más, aunque seguramente adelantarás varias canciones mientras lo haces.

No es una revista, es un movimiento.