Log In

Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

118143
Dent May — Across the Multiverse

8

Dent May
Across the Multiverse

Carpark Records / 2017

Artista(s)

Dent May

El multiverso que nos ofrece Dent May.

Dent May, originario de Mississippi tiene muchas cosas que lo caracterizan; ambicioso, cantautor, multiinstrumentista y sobre todo ser un músico virtuoso. Sin embargo, su estilo tan peculiar es lo que mejor resalta de sus producciones. Detrás de ese smoking al estilo retro, y unas gafas con montura de la década pasada seduce a cualquiera con música alegre, pero a la vez irónica que engancha de inmediato.

“Hello Cruel World” es el primer track y también es la frase que podemos escuchar en “Across The Multiverse”. Una manera irónica de comenzar en la que May saluda a la miseria con una sonrisa sarcástica. El tinte alegre y pintoresco de la canción es el truco conceptual del artista: pretende crear melodías felices acompañadas de letras banales y fáciles de digerir, pero que a su vez son carentes de ingenio.

No cabe duda que la música crea estados de ánimo, y es uno de los aspectos que mejor aprovecha Dent May. “Across The Multiverse” sencillo del disco, tiene una colaboración con la cantante Frankie Cosmos originaria de Nueva York, la voz suave de la artista y los teclados galácticos te transportan a través del espacio por una nave hecha de happy pop.

Las pegajosas melodías se mantienen constantes con la misma fórmula, en línea recta y sin matiz hasta que escuchamos “A Little Bit Goes Away” y “Don’t Let Them”, temas que marcan un cambio en el ritmo del álbum. Se perciben suaves, con tempo lento y bajos constantes acompañados de un teclado discreto sin intenciones de protagonismo que permite destacar a los demás instrumentos.

“Distance to the Moon” es el último tema de este recorrido por el multiverso; inicia con una voz suave acompañada del teclado, tonos melancólicos que no pierden esa felicidad irónica y a la vez dramática que definen la esencia del último álbum de estudio de Dent May.

No cabe duda que el artista llegó a donde quería, tiene un sonido propio y característico que de inmediato lo identifican. Es un disco conciso y con excelente producción que vale la pena escuchar. May ha encontrado la fórmula. Sin embargo, todo en exceso es contraproducente… Esperemos no abuse.

No es una revista, es un movimiento.