186963
Daniel Avery — Together in Static

9

Daniel Avery
Together in Static

Phantasy Sound / 2021

Artista(s)

Daniel Avery

Estática inmersiva que nos lleva al reencuentro con nuestro ser más recóndito.

La música es el reflejo de lo que sentimos y pensamos en cierto tiempo y espacio. Las ideas comienzan a fluir y sin darnos cuenta nos sentimos a gusto y liberados. Así es Together in Static, el nuevo álbum de Daniel Avery que nace de unos shows en Hackney Chruch de Londres hasta convertir cada sonido en olas que nos transportan a lo más profundo de nuestro ser.

El contraste es evidente, sin embargo no sigue una línea recta ya que las emociones son tan variables como un efecto mariposa. De esta manera, entramos en contacto con un espacio que apenas reconocemos y a lo largo de los temas podemos descubrir. La agilidad entre sintetizadores e influencias industriales nos remitan a la nostalgia inexplorada producto del encierro inesperado y el tiempo que prospera.

Una vez que comienza la estática en “Crystal Eyes” despertamos en un cosmos con ondas musicales que sofocar, pero nos salvan las pocas señales de vida. Con un rayo de luz nos ayuda a descubrir lo que hay alrededor. El beat de “Yesterday Faded” son punzadas en el alma que parecieran subir de intensidad hasta lograr perturbar, pero en realidad solo es contundente y poderoso. Llega el paraíso con “Nowhere Sound” con un ligera atmósfera de vaporwave en un mundo synth; el misterio nace reviviendo los inicios de una era digital. 

Lo que pareciera un interludio, “The Pursuit Of Joy” nos regresa a la oscuridad, pero en total soledad que entiende e imita nuestros movimientos. “Fountaine of Peace” es una falsa esperanza que retorna a la incomodidad sacándonos del estado de sosiego en el que nos encontrábamos para presentarnos voces que retumban con pensamientos que buscan salir y obtener la paz deseada. “Together in Static” logra romper con todo lo que conocíamos al momento, con un sintetizador etéreo y un teclado armonioso que busca brillar ante la opacidad del ambiente.

 

“A Life That Is On Your Own” es un espectro fugaz que danza con ligereza y una voz celeste guía y abre el camino para prepararnos el final. Con tintineos del exterior se acerca “Hazel and Gold” que nos lleva a una novela de ciencia ficción para conectarnos con los latidos del corazón que se sincronizan con luces intermitentes en medio de una habitación oscura. La retumbante batería electrónica en “Endless Hours” nos demuestra que todo el ciclo se repetirá, pues estamos viviendo el mundo distópico que hay en nuestro interior. Finalmente con "Midnight Sun" las preocupaciones se dispersan y tocamos el paraíso después de un ajetreado viaje en el que ahora gobierna la ilusión.

El sonido logró penetrar nuestro cuerpo y expandirse como como un universo en cada una de nuestras células. No importa cuántas veces escuches Together in Static, siempre habrá una sensación nueva y diferente que será influencia por los sentimientos del momento. 

No es una revista, es un movimiento.