Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

111932
Dan Auerbach — Waiting On A Song

8

Dan Auerbach
Waiting On A Song

Nonesuch Records / 2017

Artista(s)

Dan Auerbach

La tranquilidad retro de Dan Auerbach.

El reto de armar un disco como solista después de tener un rotundo éxito con tu proyecto de cabecera, resulta una tarea difícil de lograr. A lo largo de los años muchos músicos como Julian Casablancas, Morrissey, Paul Banks y Jack White han tomado esta complicada labor pues en la mayoría de los casos, los discos independientes de los grandes artistas siempre cojean de un mismo pie; la comparación de sonidos con el grupo que los vio nacer.

Explorar música a través de distintos proyectos, no es nada nuevo para Dan Auerbach, pues desde sus inicios con The Black Keys hasta lo hecho con The Arcs, el camino sonoro del productor estadounidense ha tomado distintas matices.

A través de diez canciones, el segundo material en solitario de Auerbach nos da texturas unidas entre sí. Los ritmos y las letras son sencillas, sin muchas complicaciones que nos llevan a un viaje lleno de nostalgia y sonidos retro.

“Waiting on a Song”, “Wildest Dreams” descansan y manejan una sensación de paz. Mientras otros temas como: “Cherrybomb”, “Malibu Man”, “Livin’in Sin” y “Undertow” exploran diferentes raíces que nos acercan a una nueva etapa creativa por parte del oriundo de Ohio.

Los recuerdos hacia los setenta manifiestan una expresión evidente en varios tracks de este LP. La línea del blues de Turn Blue de The Black Keys o de Yours, Dreamily de The Arcs continúa resonando en este material pero enfocado a un tono más emotivo y suave. Si tomamos como referencia su primera placa en solitario, Keep It Hid, el sonido toma un nuevo rumbo, sin dejar en el olvido la esencia de sus trabajos anteriores.

Los momentos más fuertes se ven reflejados en “Shine On Me”, canción que tiene la producción y el trabajo perfecto para que esta se vuelva el mejor tema de su etapa como solista.  En esta ocasión Dan Auerbach tomó una segunda oportunidad para demostrar que las ideas creativas pueden tomar distintas expresiones conservando las raíces del éxito.

No es una revista, es un movimiento.