121512
Converge — The Dusk In Us

10

Converge
The Dusk In Us

Deathwish / 2017

Artista(s)

Converge

La oscuridad es más profunda antes de que salga el sol.

Enciende la caja idiota, da scroll a tu timeline, un fav más, espera lindas palabras en un mensaje de Whatsapp que nunca llegará, otro mail de trabajo a las 23:00 H, las malas noticias que siguen brotando de tu red social favorita, “A Single Tear” para denotar que tu ánimo está decaído, que la soledad no apremia, que tenemos que sobrevivir al mercurio retrógrado, a los lapsus existenciales, a los lutos permanentes. Una canción de Converge para reactivar la psique y calmar la ansiedad al brutal compás de su perfecta métrica.

“Eye of the Quarrel” para comprender que el metalcore muta de extrañas formas pero nunca pierde su ímpetu destructivo, Jacob Bannon como la más alta causa de su desarrollo y cinco años de silencio rotos por este material que en “Under Duress” denota su forma siempre emocionante y dramática: gritos descarnados, golpes contusos a cada instrumento, el feedback como transporte perfecto para la brutal catarsis. “Arkhipov Calm” inspirada por el general ruso Vasili Arkhipov, aquel mismo que se negó a apretar el botón rojo y así impedir que la crisis de los misiles cubanos se convirtiera en un hecho maldito para la historia de la humanidad.

“I Can Tell You About Pain”, incesante método de salvación ante todo lo que nos abruma, la furia que nos hace más fuertes, el puño altivo contra todos nuestros enemigos. “The Dusk In Us” como una exaltación existencial entre la bruma instrumental y la voz que nos guía a través de las sombras para enfrentar nuestros fantasmas, “Murk & Marrow” para comprender la evolución de la banda desde Halo in a Haystack, el nacimiento de Jane Doe hasta All We Love We Leave Behind. “Broken By Light” y “Cannibals” como dos poderosos piquetes de abeja que inflamarán la ansiedad por más música explosiva, el deseo de vivir en carne viva una presentación de Converge.

“Thousands Of Miles Between Us” como una amarga despedida al amor que se desvanece entre nuestras manos como la arena blanca de aquella playa a la que no pudimos ir junto a la persona que nos mostró que podíamos ser queridos a pesar de nuestros defectos. “Reptilian” como gran final e invitación a seguir luchando a pesar de la inmundicia. Un disco clave para entender la vasta obra de Converge que corona años de esfuerzo y permanencia gracias a su lírica existencial y su tónica siniestra, flamable, poderosa. Riffs que emanan sudor y sangre, el bajo que marca un paso incesante a una lucha contra sí mismo, la batería que bajo control se golpea como las patas de una araña al suelo mientras huye de un ataque de insecticida, y la voz, creatividad y mantras de Jacob Bannon que nos enseñan que la obscuridad más profunda se presenta antes de que salga el sol a iluminar un nuevo camino.

<