Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

110675
!!! (Chk Chk Chk) — Shake The Shudder

8

!!! (Chk Chk Chk)
Shake The Shudder

Warp Records / 2017

Artista(s)

chk chk chk

Shake The Shudder: Del jamming a la distancia larga. 

Los californianos del dance salvaje, !!! (Chk Chk Chk), regresan después de dos años con Shake The Shudder. Un disco con el que, sin la mínima exigencia, se entregaron al placer de jugar con la música.

De acuerdo con la banda, el título de su más reciente obra es una manera más elegante de decir: “¡sacúdelo y baila tus preocupaciones lejos!”. El estrés no es para !!! Su séptimo LP lo transmite pues, la banda de Nic Offer, utilizó algunas de sus sesiones de jamming en Barcelona para armar loops con composiciones del vocalista.

Detrás de este álbum no existe presión por componer algo que agrade a un determinado público. Es una banda disfrutando de la energía que se produce al tocar.

“The One 2” es la puerta del álbum. La entrada es un tanto sombría aunque, los beats son enérgicos. A pesar de que no se trata de un tema cautivante, la colaboración de Lea Lea enriquece la composición.

Como el nombre lo indica, con “Dancing Is the Best Revenge”, los rebeldes de la electrónica nos regalan un tema más pegajoso; su la lírica honesta y electrizante.

Los que en los años 90 se sumergieron en el mundo del dance al más puro estilo rockstar, recuerdan sus raíces y crean “Throw Yourself In The River”, tema que navega por ritmos más potentes y descansa con suaves coros. El track nos recuerda la importancia de dejarse llevar por los impulsos.

La obra culmina con “Rated Pictures”. Nos queda la sensación de que es un disco para para bailar y olvidar (sin mayores pretensiones). No es un álbum impactante, ni deja huella. No obstante, está claro que la banda logró su cometido: hacer lo que les gusta y pasarla bien.  

Entre los colaboradores de Shake The Shudder encontramos a Meah Pace, Nicole Fayu, Cameron Mesirow y, Molly Schnick. Cada cual, a su manera, dio un toque diferente a esta entrega y, seguramente, disfrutaron la compañía de los más salvajes del pop.

No es una revista, es un movimiento.