122996
Cannibal Corpse — Red Before Black

8

Cannibal Corpse
Red Before Black

Metal Blade / 2017

Artista(s)

Cannibal Corpse

Red Before Black: Brutal, grotesco y sanguinario.

Cannibal Corpse es un referente indispensable dentro del death metal, su discografía es equivalente en formación básica a libros de la SEP para cualquiera interesado en el género, y su nuevo disco es un tomo más a la escuela. El nombre del álbum es Red Before Black y fue producto de una pesadilla que tuvo el baterista, fundador y letrista de la banda, Paul Mazurkiewicz.

Para los que no son adeptos a la banda, una buena forma de describir el sonido de Cannibal Corpse es plantearlos como el equivalente sonoro de películas como: La Masacre de Texas, Viernes 13 o Pesadilla en la Calle del Infierno; su sonido es brutal y veloz, las letras son violentas y explícitas, los temas simples, agresivos y sangrientos. Con esa consideración en mente, Red Before Black cumple por completo con las expectativas.

El disco abre con "Only One Will Die" y esa apertura es como saludar a un viejo y querido amigo que tenías tiempo sin ver; es un sonido familiar, exactamente el tipo de asalto acústico que uno espera y quiere de un disco Cannibal Corpse. Los sencillos "Red Before Black" y "Code of the Slashers" siguen la misma línea: aullidos de muerte, martillazos inmisericordes en la batería y arreglos de guitarra machacantes. "Heads Shoveled Off" es una canción que vale mucho la pena tan solo por el título, y además porque está compuesta de forma cruda y con coros sangrientos que son la firma de distinción de la banda.

Este disco es el decimocuarto material de estudio de la agrupación, y para resumirlo en pocas palabras y sin entrar en muchos detalles: es bestial. Cannibal Corpse junto con Deicide y Obituary, son los pilares del sonido de Tampa. La experiencia del disco no es para melómanos que les gusta apreciar las exquisiteces sutiles de cada pieza; Red Before Black es un disco de destrucción, sirve para agitar el cráneo hasta tener una lesión cervical, no tiene detalles delicados y no tiene secretos técnicos que sólo un especialista puede detectar. Es simple, brutal y salvaje.

En conclusión, Red Before Black es producto de una fórmula que distingue y caracteriza a la banda. Es el sonido de siempre, con los temas de toda la vida, pero precisamente por eso es un gran disco. Cuando se trata de temáticas y aspectos técnicos, Cannibal Corpse no es para tomarse muy en serio; incluso Alex Webster ha dicho en múltiples ocasiones que el propósito es divertirse, y en este material reflejan que la fórmula no ha cambiado precisamente porque aún cumple ese fin. Por lo tanto, solamente me queda agregar: gracias por la diversión.

No es una revista, es un movimiento.