190385
Bloody Benders — Lux In Tenebris

8

Bloody Benders
Lux In Tenebris

BAM BAM Records / Callejero Records / 2021

Artista(s)

Bloody Benders.

Un ritual satánico en medio del bosque en la forma de un disco de punk.

Bloody Benders es una banda chilanga de horror punk que se ha abierto camino por la escena durante los últimos 10 años y se encuentran celebrándolos con el lanzamiento de este álbum. Tomando prestado su nombre de una familia de asesinos seriales estadounidenses, podemos tener un asomo al modo en que estas cuatro artistas configuran su identidad musical.

Bloody Benders (Banner)

Lux in Tenebris es su tercer álbum de estudio, en el que siguen explorando las posibilidades de crear escenarios tenebrosos con el sonido punk que las caracteriza, pero también dejando mostrar la evolución de su sonido. Este álbum se escucha mejor integrado que sus anteriores proyectos y el resultado es una experiencia inmersiva. Fue concebido en un bosque en Tenancingo, Estado de México y se puede sentir la vibra de estar en un bosque en una noche de luna llena, a la merced de fuerzas poco cristianas.

“Luna y Fuego”, la primera canción del disco, se siente como llegar a un ritual ocultista. El sonido de la guitarra, combinada con los coros, le da una cierta vibra mística, mientras que el ritmo de toda la canción crece lentamente, creando una tensión y dándote la sensación de que algo está apunto de suceder. Inmediatamente después sigue  “Crossroads”, que con su ritmo frenético nos hace sentir que acabamos de abrir las puertas del infierno y estamos bajando a toda velocidad.

En “Carpe Diem” estamos ya en las puertas del inframundo, y nos topamos con una fiesta. La participación de la banda de ska Out Of Control Army se nota desde el principio, con trompetas y saxofones que nos dan la bienvenida al baile. La canción también incluye una breve participación de la rapera Jezzy P, que se integra sorprendentemente bien en esta interesante mezcla de ska y punk.

El resto del álbum continúa por este camino. “Dark Side” nos mantiene bailando con su ritmo movido y un coro pegajoso. “Desterradas” vuelve a subir el tono y se siente como un punto cúspide, del que bajamos en “Full Moon Madness”, tiene de vuelta esta sensación como si se tratara de un canto ritual, aunque claramente para este punto del álbum la energía está más afectada por toda la experiencia. “Llama Eterna” cierra el telón dejándonos en una nota relativamente alegre en comparación con lo que hemos escuchado hasta este momento. Es como si la banda celebrara la culminación de una experiencia espiritual que las ha llenado de vida.

Este disco se estrenó el 24 de agosto y está disponible en todas las plataformas. Es una experiencia con altibajos pero que, en lo general, nos muestra un rostro bastante interesante del punk mexicano, con influencias de death rock, metal y hasta ska.

No es una revista, es un movimiento.