Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

146870
BETA — Segunda Piel

9

BETA
Segunda Piel

Independiente / 2019

Artista(s)

BETA

03/May/2019

Segunda Piel: el rock mexicano no ha muerto.

Hoy en día, pocas bandas mexicanas pueden ser consideradas exponentes del rock alternativo. Me refiero al verdadero género en el que predominan los riffs llamativos y las baterías potentes que se puede escuchar en bandas como Apolo, Serbia, División Minúscula y Bengala, no del pop disfrazado de rock que desde hace tiempo es un éxito en grupos como Zoé, Costera, Reyno y Camilo Séptimo.

En esa lista del rock alternativo entra BETA, proyecto integrado por Blas Cernicchiaro (guitarra y voz), Álvaro Contreras (guitarra), Arturo González (bajo) y Julián André (batería), que el pasado 26 de abril estrenó Segunda Piel, su tercer material de larga duración, producido por el argentino Camilo Froideval, mezclado por el mexicano Herman Nunes y grabado en Topetitud Estudio por el también argentino Ricardo Acasuso, quien ha trabajado con bandas como Grouplove y Rey Pila.

En esta nueva producción discográfica se nota una madurez musical en lo melódico, armonioso, vocal y lírico. Atractivos guitarrazos, vibrantes bajos, intensas baterías y soberbias vocales imperan en un álbum cuyo nombre nace por la idea de Blas de que el prójimo es tu segunda piel y la importancia de ayudar a los demás al ponerse en su lugar.

En Segunda Piel, el cuarteto poblano aborda temas como lo efímero de los momentos, resistir y salir avante ante lo adversidad, reconocer y aceptarse a uno mismo y sobre todo, darse cuenta que, aunque suene trillado, la unión hace la fuerza.

Dicho esto, el disco abre con “Yo Fugaz”, enérgico sencillo lanzado en 2018 y se basa en lo que dejaron los sismos de septiembre 2017: meterse en la piel del otro para ayudarlo en la tragedia y entender que de un instante a otro todo puede acabar. “Decidir resistir, soy temporal y estaré bien. Decidimos resistirnos, espontáneo, singular, ¡soy... fugaz!”.

Las frases “Es la unión que salva/Si resistes, persistes” y “De cada espacio de mi ser tú formas parte, tú ya eres parte de mí” en “Fantasma” y en “Memoria Muscular”, respectivamente, son la prueba de que la unión y el apoyo entre las personas es vital. En “Salvador”, una envolvente batería y un seductor rasgueo de guitarra marcan el inicio de una pieza que trata sobre dejar ir en una relación (de cualquier tipo) enfermiza. Lo opuesto se escucha en la serena “Colores”, que habla sobre los errores, pero deja en claro que a pesar de ellos, los aciertos y los buenos ratos pesan más.

Los primeros segundos de “Celestiales” evocan en todo sentido a las bandas Death From Above 1979 y Royal Blood. Sin duda, el tema con mayor ímpetu en el material. En “Firmamento”, las partes “No somos eternos, lo saben mis huesos" y “Sólo somos momentos, ten tus ojos abiertos” ejemplifican de forma puntual aquello de lo pasajero de las cosas.

Las canciones restantes pueden concebirse como una sola al mantener la misma línea discursiva, pues en ellas, los espejos juegan un papel muy importante. La suave “Frágil” (“Mi vida es frágil, pero brilla al verme”) hace alusión a la fragilidad de la vida y cómo al verse por dentro, uno puede encontrar la fuerza para brillar. La cadenciosa “Segunda Piel” (“Viendo espejos no hay culpables, mantente fiel, sabes que lo que eres tú soy yo”) y la frenética “Ven a Buscarme” (“Cámbiame por espejos, quiero ver los reflejos de mi piel y saber quién soy”) se centran en la autoexploración y autoaceptación sin sentir culpa.

Segunda Piel supera, aunque no por mucho, a su antecesor (Medusa, 2016). Lo que es un hecho es que este disco no solo se trata del más maduro en la carrera de BETA, sino que además, es la prueba fehaciente de que el rock mexicano no ha muerto.

No es una revista, es un movimiento.