69395
Awolnation - Run

7

Awolnation - Run
Awolnation - Run

Redbull Records / 2015

Artista(s)

Awolnation

Lo nuevo de Awolnation fue construido con grandes piedras sin labrar.

Cuatro años después de un feliz, llamativo y significativo primer álbum, además de un cambio de baterista, AWOLNATION presenta una colección de 14 canciones, cada una con su propia personalidad pero un poco más crudas y agresivas, que conservan la melodía de canción de cuna que identifica a esta banda estadounidense.

Producido por Aaron Bruno, frontman de la banda, Run une el sentimiento de rareza y mentalidad excéntrica de cada uno de los integrantes, y lo demuestran en “Run”, primera canción en el disco. “Soy un ser humano capaz de hacer cosas terribles” se repite un par de veces acompañado de sintetizadores profundos y poderosos acordes de guitarras que dan una sensación de perversidad, para después cortar por completo ese ambiente seguido de cuatro tiempos de teclados y sutilmente dar paso a la segunda canción, “Fat Face”, una vibra suave y tranquila para contrarrestar la agitada experiencia anterior.

“Hollow Moon (Bad Wolf)”, es la primera impresión que tuvimos del nuevo álbum. Un sonido familiar que enseguida regresa las nociones de hace unos años. Desventuradamente, algunas canciones pasan desapercibidas, “Jailbreak”, “I Am”, y “Windows” son sólo algunas que cayeron en la monotonía y homogeneidad que nunca había descrito el espíritu de este cuarteto. Con sólo algunos destellos en los versos logran ser rescatables, pero no lo suficiente para un disco de una hora de duración.

Por otro lado, “KOOKSEVERYWHERE!!!” es una transfusión de energía que le viene bastante bien al álbum. Percusiones firmes y vigorosas se llevan toda la atención, pero no dejan atrás la autoritaria voz que caracteriza a Bruno. “Headrest For My Soul”, muestra a un AWOLNATION que no habíamos escuchado antes; una guitarra acústica, un sintetizador pacífico que hace de la melodía algo casi angelical, y versos transigentes que dicen “deja que los susurros se desplieguen, y cariño, haz lo que te dicen”.

“Dreamers” llega a romper esta escena como si su intención fuera perturbar el alma de quien la escucha, pero alegremente. Una canción que tiene vida propia y voluntad suficiente para sobresalir de entre todas las demás. “Woman Woman” con un toque similar al de Holy Ghost y tonos de pop, destaca todavía más, cautiva los oídos, y regala felicidad y ganas de escucharla todo el día.

Run no mejoró Megalithic Symphony, le falta pulso para mantenerse con vida, solamente sobrevive y cae en lo aburrido, pero hizo crecer a la banda, y mostró una faceta nueva y distinta a lo que conocíamos.

Lee la entrevista con AWOLNATION sobre Run, su nuevo disco.

No es una revista, es un movimiento.