127648
Alexis Taylor — Beautiful Thing

7

Alexis Taylor
Beautiful Thing

Domino / 2018

Artista(s)

Alexis Taylor

El dream pop está en buenas manos.

Alexis Taylor es el músico británico que se encuentra detrás del sonido de Hot Chip, una de las bandas más relevantes de la escena electrónica inglesa y que durante casi dos décadas ha encendido la pista de baile. Ahora nos presenta su nueva producción solista en la cual demuestra por qué a veces crear música solo da como resultado una reinvención sonora.

Partamos de lo siguiente, la entonación en la forma de cantar de Alexis es muy reconocible y se hace presente en este disco, pero se acerca más al dream pop que a la mezcla sonora electrónica que genera con su proyecto principal. Por eso, marca una diferencia necesaria en un mundo lleno de solistas que sacan discos solo para repetir la fórmula que los había hecho exitosos cuando tocaban con toda una agrupación.

Con 10 temas y casi 50 minutos de duración, Taylor nos transporta a un mundo donde lo sonoro se plaga de escenas de color que dan un repaso a un mundo de fantasía que él va creando a mano. Lo cual lo demuestra con “Dreaming Another Life” que abre pie a su máxima, el mundo donde vivimos no tiene color, vayamos a otro donde nosotros seamos los que le damos sentido y color.

Generar música por medio de una computadora es un must en el siglo 21, pero pocos músicos pueden utilizar este recurso como medio para generar una conexión entre lo humano y lo virtual. Alexis toma muy bien todo el aprendizaje que ha conseguido durante años con su banda para transformar la programación sonora en sonidos que le den sentido a su obra. Si algo bueno tiene el disco es la posibilidad de generar una conexión del escucha con lo musical aunque por momentos se torne monótono y muy plano. Taylor lo hace muy bien, ha logrado posicionarse dentro de su escena y este nuevo disco lo demuestra, pero tiene un problema, lo hace tan sencillo que parece que no existe un gran esfuerzo para crear.

“A Hit Song” es la canción que irá directo a la radio porque tiene el beat consumible de la generación Z, pero no tiene un gran aporte para la carrera de Taylor. El álbum se puede dividir en dos; por una parte lo exquisito que es Taylor para seleccionar sus sonidos como queda demostrado en “I Feel You” y por otro lado la poca magia que tiene después de que escuchas el disco más de una vez, pues se torna sumamente repetitivo y parece una canción que no tiene final como el B2B “A Hit Song” y “Oh Baby”.

En conclusión, la obra es buena por el esfuerzo en su producción, pero se torna aburrido después de escucharlo un par de veces. Nada que sorprender pero un buen intento para su carrera.

No es una revista, es un movimiento.