115717
Entrevista con Troker

Entrevista con Troker

Al dominar su forma, Troker estira los limites de lo que una canción puede ser.

Desde sus inicios Troker siempre ha sido primordialmente una banda instrumental. La agrupación tapatía se fundó en gran parte porque Ana Rodriguez, actual manager y amiga cercana de la banda, le enseñó un disco de Medeski Martin and Wood a Frankie Mares (batería) y Samo González (Bajo) en 2004.

“Al escucharlo nos reventó la cabeza. Era un disco junto a DJ Logic, entonces cuando oímos eso fue de: ‘güau, eso es lo que quiero’ y Frankie: ‘yo también!’. Entonces así fue como empieza la primer idea de Troker”.

Lo que ha seguido desde entonces expandió mucho más esa idea, creando jazz futurista y caótico que se ha mantenido en constante cambio después de casi 13 años, cuatro álbumes y múltiples cambios de alineación. Ahora en 2017 Troker pisa nuevos territorios con “One Thousand Million Eyes”, el primer sencillo de su siguiente disco, y la primer canción en toda su historia en contar con una cantante.

Desde las oficinas de Fíjate Que Suave S.C. en Guadalajara, Samo González explicó. “Nos llamó mucho la atención el reto de hacer un tema con voz; dejarle los espacios, hacerle una buena base, poder crear un coro. Esas son cosas que nosotros no hacíamos y creímos que era un buen momento también para poder decir estas palabras que nos interesaban y mostrar otra faceta de la banda”.

Esas palabras cargan un mensaje de empatía, un llamado a “compartir y coincidir con el otro, con aquel igual o diferente”. En gran medida, eso es justo lo que la banda hizo al permitirse hacer música dentro de la estructura convencional de una canción. Sin duda requirió de un esfuerzo, considerando que la falta de esta misma estructura en su música les había cerrado varias puertas en el pasado.

“La verdad sí hemos tenido esa limitante en México. Muchos festivales no nos dan cabida por ser instrumentales, cosa que no nos sucede en otros países. Pero fue algo natural para nosotros hacer la canción. Tampoco fue de que ‘para que ahora sí nos pongan en la radio hay que hacer una canción con voz’. Eso fue ya consecuencia ¿no? De hecho pensábamos que la canción no era tan ‘radiable' pero la han estado poniendo. Sí ha habido una apertura por el hecho de tener la voz, pero nosotros seguimos en nuestro canal. Esto es solo una etapa de un disco”.

El quinto álbum de estudio de Troker cuenta con diez temas, con solo dos de ellos involucrando a un vocalista. La mexicana Renee Mooi fue elegida para el primero tras una noche en la que ambos actos compartieron escenario. El otro tema, cuenta con la participación de Freedom Bremner, vocalista de la banda americana Screaming Headless Torsos. Aunque aún no se anuncia el nombre de este nuevo disco, su presentación está programada para septiembre de 2017 y –con excepción de “One Thousand Million Eyes”– fue producido enteramente por Alonso Arreola.

“Fue un proceso bonito el hacer esa canción con Mooi, estuvo también muy involucrado Gerry Rosado –que produjo solo este sencillo del disco–. Antes de tomar los instrumentos, platicamos mucho del concepto y lo que se quería decir. Ya cuando teníamos una idea clara de la lírica comenzamos a buscar el color de la música para que pudiera acompañar las palabras. Todo se hizo a distancia, ellos desde la CDMX, nosotros desde Guadalajara”.

Así fue como Samo resumió la producción de este nuevo sencillo, la cual fue un tanto separada al resto de los temas del siguiente disco. Tras presentar el disco la banda partirá a una gira de 23 conciertos en Estados Unidos, seguida de más fechas en México antes de terminar el año.

Troker se presentó en el 2014 en el famoso festival Glastonbury, durante su participación nos lanzamos con ellos al backstage, platicamos con ellos al respecto de su aventura en tierras inglesas, vimos un partido de fútbol, bebimos un par de cervezas y cerramos el festival en una fiesta privada detrás del escenario West Holts.

No es una revista, es un movimiento.