83005
Entrevista con Tokyo Ska Paradise Orchestra

Entrevista con Tokyo Ska Paradise Orchestra

Tokyo Ska Paradise Orchestra: en un mundo globalizado, el mejor idioma es la música.

La simple idea de una banda japonesa que toque ska podría parecer extraña si actualmente estuviéramos en el antiguo flujo de información que existía. Más allá del avance de la tecnología y la facilidad para recibir contenidos de todo tipo provenientes de lugares al otro lado del mundo, el hecho de que existan apropiaciones culturales como la que hace Tokyo Ska Paradise Orchestra implica una realidad que va más allá. No por haber tenido acceso a los ritmos caribeños iban a hacer ska común y corriente, más bien el proceso de adaptación que ha hecho “Skapara” los últimos 25 años nos habla de cómo funciona un mundo en el que todo parece más cercano pero al mismo tiempo más ajeno, y cómo hay personas dispuestas a cambiar eso a través de algo que podría parecer tan simple como la música y que podremos presenciar nuevamente en su próxima visita a nuestro país.

“Creo que el ska es más que un género musical. Cuando llegamos a un país que no conocemos, donde se habla un idioma que nosotros no hablamos, es difícil imaginarse qué va a pasar cuando empiece el concierto. Y sin embargo, casi siempre nos encontramos con que se da una química especial entre el público y nosotros. Aunque no es siempre, tiene que haber disposición de conocer algo nuevo. No música nueva, sino una cultura nueva”, nos comenta Atsushi Yanaka, saxofonista y miembro fundador de la Tokyo Ska Paradise Orchestra.

Sin duda, en México encontraron esa disposición, pues desde su primera presentación en el Vive Latino 2011, “Skapara” se enamoró del país y de la increíble recepción que tuvo y viceversa; el público mexicano encontró a uno de sus nuevos ídolos en un país donde el ska es una tradición grandísima, por lo que propuestas diferentes no faltan, pero la peculiaridad de los japoneses es algo imposible de ignorar. Esto los ha llevado a regresar a territorio mexicano cada que tienen la oportunidad, a rendirle homenaje en diferentes videos o portadas de sus discos, e incluso a lanzar ediciones especiales de su material con versiones instrumentales de clásicos del folclor mexicano como “Cielito lindo”. Sin embargo, esto no es un caso aislado, sino que a donde quiera que van, buscan forjar lazos que derrumben de una vez por todas los paradigmas culturales.

“A pesar de que exista una barrera en el lenguaje, la música puede romper e incluso eliminar la pared que creemos que existe por hablar diferentes idiomas o ser de diferentes culturas. Cuando estás en un concierto, lo más importante no es de dónde vienen los músicos, sino cómo sientes la música y cómo ves que los intérpretes la sienten también. Cuando ves eso, es como verte a ti mismo en un espejo, y ahí se rompe esa barrera imaginaria. Esa es la fuerza y el poder que tiene la música. Tokyo Ska Paradise Orchestra solo es un vehículo para transmitir ese poder; el poder de unir a la gente y hacerla feliz”, agrega Atsushi.

Un poder que lleva transmitiendo desde hace más de 25 años, evento que se conmemoró con el lanzamiento de su disco Ska Me Forever, y que planea seguir haciendo a pesar de cambios obligados en su alineación por diversas circunstancias y las dificultades generales que implica mantener a una banda activa por tanto tiempo. Sin embargo, si algo los ha mantenido en constante movimiento es su interés por seguir expandiendo sus horizontes, en todos sentidos, y no pensar que por tener un cuarto de siglo de carrera pueden sentarse a descansar por considerarse una banda consolidada.

“La clave para seguir juntos y querer hacer cosas nuevas después de tanto tiempo es el respeto entre cada uno de los miembros de la banda. Cada idea nueva es bien recibida y siempre buscamos nuevos caminos para nuestra música. Nunca se debe dejar de experimentar. Nunca debemos dejar de tocar e intercambiar energía en el escenario, porque eso es lo que mueve a Tokyo Ska. Y sobre todo, nunca se debe estar satisfecho con uno mismo, porque siempre se puede dar más de sí”, aconsejó el saxofonista y uno de los seis miembros fundadores que continúan en “Skapara”.

Y no es algo que se quede en palabras. Con más de 20 discos de estudio, podría pensarse que las ideas comienzan a fluir con un poco más de dificultad y el riesgo de repetirse a sí mismos es grande. Sin embargo, en Tokyo Ska Paradise Orchestra sucede todo lo contrario: aprovechando esa puerta multicultural que su música les ha abierto, la inspiración sobra cuando se tienen tantas experiencias únicas mientras están de gira, y parar no es una opción.

“Lo que viene para nosotros es difícil de definir, porque puede venir algo para el siguiente disco, pero para el que venga después de ese va a ser muy distinto. Los últimos meses hemos colaborado mucho con diferentes artistas y hemos aprendido mucho de ellos. Así pasa con cada colaboración. Más que encaminarnos hacia algo específico, estamos buscando un nuevo ritmo en general. Es muy emocionante poder viajar alrededor del mundo y descubrir nuevos ritmos en cada rincón, así que ya veremos hacia dónde sigue avanzando Skapara”, agrega.

Lo que es un hecho es que la Tokyo Ska Paradise Orchestra va a seguir haciendo ska por un buen rato. A pesar de que algunas de sus canciones que más éxito han tenido en Japón y en el mundo han sido colaboraciones con artistas pop como Ringo Sheena, Kyōko Koizumi o Puffy AmiYumi, el idioma universal del ska es lo que quieren continuar haciendo y manteniendo presente en el gusto de la gente, pero siempre dándole su toque particular, ese que siempre los ha diferenciado.

“El ska es algo con lo que la gente puede relacionarse muy fácil y le gusta relacionarse. En ese sentido siempre nos va a encantar hacer ska. Sin embargo, no queremos ser solo músicos que toquen ska. Queremos ser los innovadores del ska. Estamos buscando y expandiendo las posibilidades del ska para permitirle ser un género que reinvente las cosas. En toda nuestra carrera hemos hecho bailar a nuestro público con música deliciosa que solo el ska permite, y ahora queremos hacer bailar a todo el mundo”, comenta.

Si no han tenido la oportunidad de bailar al ritmo de Tokyo Ska Paradise Orchestra, no se pierdan su presentación el próximo 9 de noviembre en el Foro Indie Rocks!, pues en verdad cada visita de “Skapara” a nuestro país es algo digno de enmarcar. Y no solo para el público, sino también para ellos, que les dedican un mensaje especial a todos sus seguidores.

“Queremos agradecer a todos y cada uno de los que han estado en nuestras presentaciones, por ser tan dedicados y apasionados. Para esta visita estamos muy emocionados de poder presentarnos en Monterrey, una ciudad donde no habíamos podido tocar antes, así que nos alegra mucho al fin poder conocer a nuestros seguidores de dicha ciudad y disfrutar México como siempre lo hacemos”, se despide Atsushi entre risas y una que otra palabra en español, que nos recuerda una vez más que cuando hay un mensaje que trasciende las barreras del lenguaje, vale la pena escucharlo.

No es una revista, es un movimiento.