Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

124181
Entrevista con The National

Entrevista con The National

Roy
Rojas @NOSSTROMO

31/Ene/2018

Foto Cortesía de la banda / Graham Macindoe

La política de The National.

“Yo creo en América”, dijo el viernes 26 de enero Donald Trump en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza. “Como presidente de los Estados Unidos siempre pondré a ‘América Primero’, igual que los líderes de otros países deberían poner sus países primero. Pero ‘América Primero’ no significa América Sola”.

Pero esa América ya no existe.

Primero porque América es más que Estados Unidos. Y segundo, porque esa América es un sueño que se convirtió en una pesadilla caricaturizada. Eso aseguran los miembros de The National. Sentados alrededor de una mesa Matt Berninger, carismático y relajado, una presencia que te nubla y absorbe; Bryan Devendorf (el baterista de los pies descalzos) y su hermano bajista Scott, el más callado, platican tres días antes del discurso de Trump y previamente al concierto que darían por la noche en México. En otra habitación están los gemelos Dessner, Bryce y Aaron. Su discurso choca con lo que pronunció el presidente número 45 de EE.UU, es una visión patética, pero esperanzadora de su entorno y de cómo esto se insertó en sus nuevas canciones.

“El álbum es una combinación de nudos que no puedes desenredar, pero es optimista, la mayoría de nuestros álbumes lo son respecto a las relaciones personales, nuestro país o el mundo”. Aún así contiene algunas líneas poco alentadoras. “Hemos estado atascados a la mitad del pasillo por mucho tiempo”, “nada de lo que yo cambio, cambia algo”, “no creo que lleguemos a algún lugar pronto”. Matt escribe en abstracto, pocas veces las líneas conectan entre sí.

“A la mitad de la grabación Trump tomó la presidencia, fue difícil ser optimista y sigue siéndolo cuando tienes que enfrentarte a situaciones desagradables, pero los jóvenes volverán a trabajar para mejorar la posición en que dejamos el mundo. La idea de EE.UU. que tiene Trump se ha terminado. Lo que venga en el despertar de esta mierda será mejor”. Donald aseguró que “nunca ha habido un mejor tiempo para contratar, construir, invertir y crecer en Estados Unidos”. América, la América de Trump no existe, asegura Berninger.

Bryan Devendorf lo ve de una forma diferente. “Buscamos refugio en la música, tener esta experiencia divertida durante las dos horas de un concierto e ignorar lo malo por ese tiempo, no hay que olvidarnos que la vida es corta y solo estaremos por un período breve, haz lo que amas y ve por eso”.

Trump ha servido como una flama que ha puesto a arder el mundo y ha mostrado lo más desagradable de éste, es un catalizador químico que muestra la miseria de la humanidad.

“Ya hemos estado expuestos a estas cosas como el patriotismo y el sexismo”, refiere Berninger, “pero se está hablando de una manera más directa de cómo se veía hace año y medio, es un lugar más realista y verdadero”. Y también habría que decirlo, un lugar lleno de mentiras. El origen del sampleo en “Walk it Back”, por ejemplo.

“Leí esa cita en New York Times re-escrita por la victoria de Trump, la dijo Karl Rove en la Casa Blanca (aunque ahora niega haberla dicho), ‘no importa la verdad, sino lo que la gente crea’, eso está mal, es como decir, ‘si puedes mentir por qué no hacerlo’, pues porque está mal, ‘estamos haciendo el mal porque nos beneficiamos y nadie nos atrapara’. Cuando Rove dice eso es como ver a Trump en Fox News. Trump no es una anomalía, es una parte de un juego orquestado mucho antes incluso de Rove. Trump es una herramienta de una operación más grande, los poderosos dicen no sabemos qué hacer con él mientras se benefician de sus políticas”.

El discurso del niño berrinchudo, como ha descrito a Trump su círculo íntimo, es una mentira dicha una y otra vez para que sea convincente.

Foto Cortesía de la banda/Graham Macindoe

Matt: “No, nunca pensé en él como la bestia. La bestia es otra cosa. A los chicos de ahora no les importan los géneros, de qué color eres, de dónde vienes, si eres alto, no creen en las ideas caricaturescas. La bestia es cuando ellos miran alrededor y ven lo que está sucediendo con el planeta”.

  • IR!: Imaginemos que se construye el muro y pueden hacer un grafitti, ¿qué pondrían?:

Scott: “Qué desperdicio de dinero”.

Matt: “Si él construye el muro será humillante y vergonzoso, es algo que pensarías que es un chiste o una atracción turística”.

Scott: “Será como una pieza de arte fascista”.

  • IR!: ¿’El día que yo muera, en donde estarán’?

Matt: “Espero estar ahí para ayudar (risas), esa canción tiene un coro existencial divertido, es como decir por qué has sido un estúpido, básicamente, mi esperanza es no ser un estúpido cuando muera, me gustaría estar en mi patio, me gustaría un patio acogedor, ahí me encontrarán un día, frío y sentado”.

  • IR!: En el filme Rememory usan un tema de ustedes en un punto central de la historia, ¿si pudieran ver un recuerdo en un dispositivo cuál sería?

Matt: “Estoy intentando recordar lo que sucedió anoche (risas)”.

Bryan: “Cuando mis hijos eran bebés”.

Scott: “La década de los 70”.

Matt: “Soy nostálgico, pero me gusta ir hacia adelante, no creo que haya tiempos mejores, sino que simplemente era más inocente y estaba en un lugar felizmente ignorante, prefiero estar en el aquí y el ahora”.

  • IR!: ¿Participarán de nuevo en la última temporada de Game Of Thrones?

Bryan: “Vamos a protagonizarla (risas), no creo que no”.

Matt: “No, me gusta tener mi cabeza en su lugar”.

No es una revista, es un movimiento.