117736
Entrevista con Sleep Party People

Entrevista con Sleep Party People

Sleep Party People: Texturas musicales entre la luz y la obscuridad.

El proyecto de Brian Batz convierte diferentes géneros en una gama sonora que inspira a la creación musical desde la experimentación. Sin un género definitivo y con un nivel musical diferente, Sleep Party People se ha convertido en uno de los proyectos escandinavos más relevantes de la década actual, pues es el sonido honesto lo que le da sentido a sus obras.

“Decidí iniciar Sleep Party People como un proyecto en el que yo pudiera plasmar mis creaciones musicales sin la presión externa y por la diversión de crear experiencias sonoras sin saber a dónde me llevarían”.

Las máscaras de conejos han sido el distintivo de la banda desde su primer LP, pues en sus conciertos, ellos lo utilizan como un must del vestuario para actuar.

“Utilizar las máscaras de conejos tiene una explicación sencilla. Cuando se terminó la grabación de nuestro primer material, me di cuenta que mi voz sonaba como la de un conejo cantando y eso me dio una idea para apropiarme de ese icono. Ahora, las seguimos usando porque nos representan como colectividad”.

Tocar frente a una audiencia es por antonomasia el logro final de un artista cuando termina el proceso creativo y se entra en el proceso de hacer público su arte.

“Disfruto tocar tanto en lugares masivos como en lugares pequeños. Me parece que eso te permite modificar la forma en la que interactúas con tu audiencia, pues, como banda tienes que adaptarte a las condiciones que se te presentan para dar un show de calidad. Cada una representa un reto interesante y diferente”.

La creación musical ha vivido una diversificación sonora y experimental desde hace cuatro décadas. Actualmente, vivimos una etapa de redescubrimiento sonoro en el que la mezcla y remezcla dan origen a sonidos experimentales como los de Sleep Party People.

“Sé que mi proyecto musical tiene tientes de shoegaze pero yo lo defino como dream pop porque mi pensamiento siempre se dirige hacía ese género. Sin embargo, dentro de mis influencias musicales se encuentran My Bloody Valentine y Slowdive pero también proyectos recientes como Here We Go Magic. Lo interesante de la inspiración es que esta siempre llega de todas partes, por eso nunca hay que dejar de conocer música”.

Lingering –su material más reciente– fue el primero que lanzaron desde 2014 y en este se nota la madurez musical que la agrupación ha alcanzado.

“El proceso de creación duró tres años en los que me encerré en mi estudio de grabación a experimentar, a tomar mis ratos libres para sentarme en mi piano o mi teclado y externar mis pensamientos en melodías y letras que conectaran con el mensaje que estaba buscando. Me gusta este disco porque pude colaborar con un baterista que le dio un toque mágico”.

Este año seguramente escucharemos mucho de este proyecto danés y próximamente lo veremos en nuestro país como parte del Friendstival 2017.

“Tengo planeados unos shows en Dinamarca y el resto de Europa para esta parte del año y por supuesto para México. Si pudiera definir mi música en una palabra y en una frase serían: Dreamy y Something with a dream“.

Sleep Party People, un proyecto comprometido con el arte sonoro que merece y debe ser escuchado.

No es una revista, es un movimiento.