106607
Entrevista con Sepultura

Entrevista con Sepultura

Stop the machines, prepare to die.

El metal no deja de ser y sigue dando frutos auditivos para los que profesamos dicha religión. Este 2017, Sepultura nos recibió con un nuevo álbum titulado Machine Messiah y las críticas no esperaron para verterse en los confines del mundo y llegar a todos los rincones. Algunos opinan que en muchos sentidos es el mejor material que ha presentado desde la salida de los hermanos Cavalera; otros, que no posee la esencia ni la fuerza que tendría si Max e Igor siguieran en la banda, pero entre opiniones encontradas y discusiones fervorosas, tuvimos la oportunidad de entrevistar a Andreas Kisser, guitarrista de la banda brasileña de thrash metal, y nos platicó todo acerca de su nueva producción.

Machine Messiah tiene su principal influencia en cómo se vive hoy en el mundo. Tenemos el privilegio de viajar, de visitar muchos países diferentes, pero la tecnología ha influenciado la vida de las personas alrededor del mundo. No es ciencia ficción o una idea futurística, es la realidad”, nos dijo el guitarrista. Y es que la lírica del álbum nos habla de cómo, en la actualidad, los humanos somos poseídos por las máquinas, la deshumanización, la violencia y el mundo digital. “(Debemos) de mantener nuestras habilidades y tratar de ayudarnos (…), conectar más con la naturaleza, estar en una frecuencia y energía diferentes con el mundo y el universo (…) Al final Machine Messiah habla acerca de encontrar ese balance”, afirmó Andreas.

Hoy en día no es extraño encontrar bandas de metal que hablen acerca de estos temas; tenemos a Ayreon, proyecto conceptual del holandés Arjen Lucassen, que a través de su cosmogonía nos deja ver el mundo en el que vivimos y al que podemos llegar si no hacemos nada para cambiarlo, pero lo interesante es presenciar la evolución del género y cómo es que los temas “demoniacos” y el “desmadre” dejaron de ser el foco principal.

Hasta ahora, y después del Against de 1998, Sepultura se dio el permiso de experimentar y entregar algo diferente. Es muy interesante escuchar “Iceberg Dances”, track influenciado por un progresivo majestuoso que viaja a través de un sinfín de estilos, o los ritmos tribales de “Phantom Self”. “Tratamos de hacer algo diferente, de usar nuevos elementos. Después de dos años de viajar alrededor del mundo con el tour del último álbum, celebrando 30 años de Sepultura y con tantos cambios, había muchas posibilidades para la banda (…) Queríamos crear la atmósfera de un viaje con el hecho de tener canciones como ‘Machine Messiah’, las percusiones de ‘Phantom Self’, una canción instrumental (etc.), lo cual invitaba a crear un sentimiento, un ambiente, y el productor (Jens Bogren) nos ayudó a crearlo”.

sepulturamachinemessiahcd

La llamada desde Brasil continúo y Andreas nos platicó más detalles acerca del mesías: “Encontré la portada en internet, estaba buscando algo que simbolizara todo y descubrí a Camille Della Rosa, artista Filipina (…) Creo que [la portada] realmente representa la diversidad musical que hay en el álbum; es un material muy diferente al último”. Su respuesta nos dio pie a hacer una de las preguntas obligadas en todas y cada una de las entrevistas a Sepultura:

– Después de todas las buenas críticas que ha tenido, ¿crees que este disco es su mejor producción desde la partida de Max e Igor Cavalera?

El guitarrista soltó una carcajada natural, despreocupada. “Es mejor que eso, de hecho. Es obvio que Max creó su propio estilo: gritos guturales, voces agresivas; pero no creo que sea capaz de interpretar una canción del Machine Messiah, él no es el mismo, al igual que nosotros”.

Sabemos los problemas en los que estuvieron inmersos los ex integrantes y fundadores de Sepultura, con el actual guitarrista, y este era un tema álgido para los involucrados, pero pude percibir a un Andreas calmo. “Yo creo que este es uno de los mejores álbumes, es una oportunidad para que podamos brindar un gran show, estamos muy felices y confiados. La respuesta que ha tenido ha sido muy positiva”, comentó Kisser, y con alegría también agregó que estuvieron en un tour por Europa con Kreator y tuvieron una respuesta increíble por parte del público.

El tiempo se agotaba (sí, la vida apesta cuando tienes que cortar una entrevista en la que puedes preguntar mil cosas más), y soltamos la última pregunta con la intención de que ese momento se hiciera eterno.

“¿Qué cambiarías de la historia de Sepultura?” La respuesta divertida y segura que recibimos a través de ese teléfono dejó huella: ¡NADA! Nunca he pensado acerca de eso. Las cosas no se pueden cambiar, debemos de aceptar los buenos y malos momentos que fueron parte de la vida y eso te ayuda a aprender. Conoces tus límites, aprendes acerca de diferentes situaciones; de cómo seguir. No cambiaría nada, aprendimos de esas elecciones, todo forma parte de crecer y eso es algo positivo al final. Sepultura vive el presente, respeta mucho el pasado, la historia, pero vive el ahora”, dijo Andreas para cerrar con la entrevista.

No es una revista, es un movimiento.