185321
Entrevista con Monteperdido

Entrevista con Monteperdido

Una promesa joven con significados entrañables en cada una de sus canciones.

A lo largo de los últimos años hemos podido conocer una gran cantidad de agrupaciones emergentes que provienen de la escena Iberoamericana, en donde resaltan sinfín de géneros musicales, pero lo alternativo ha destacado sobremanera. En esta oleada se dio a conocer Monteperdido, una banda comprendida por Bego de Ordesa, Tomás de Ordesa y Yawners, Willy y Daniel de Descubriendo a Mr. Mime y Diego.

Para poder conocer un poco más sobre Monteperdido, en Indie Rocks! tuvimos una entrevista en donde nos contaron algunas anécdotas Bego, Dani y Tomás sobre la experiencia con su primer álbum y los planes que tienen en un futuro cercano.

En primera instancia hay que comentar que la agrupación comenzó a trabajar en su álbum debut homónimo durante el 2019, no obstante, los integrantes se vieron en la necesidad de aplazar el lanzamiento debido al estallido de la pandemia, algo que parecía incierto y de alguna manera, un acontecimiento que se disiparía de forma rápida, lo cual fue todo lo contrario.

Ha sido muy complicado porque este álbum llevaba grabado un año y claro, con la pandemia y demás, pensábamos que se iba a ir todo a la mierda. Entonces lo sacamos en diciembre que la verdad fue un momento un poco… Fue poco conveniente porque es un momento de poca visibilidad para sacar un disco, pero fue muy bien recibido, así que eso nos puso un poco contentos”, señaló Bego.

Asimismo, al permanecer en un estado de cuarentena, la agrupación no pudo darle tanta promoción al álbum, ya que no tuvo la oportunidad de presentarlo en conciertos durante estos meses y tampoco había podido lanzar audiovisuales de las canciones. Incluso, con un panorama nublado, decidieron aventurarse a lanzar el disco y arriesgarse.

“El tema ahí estuvo justo cuando ya estaban ya todas las canciones, ya estaba todo el álbum hecho, ya teníamos todo listo para sacarlo, pero claro, no había opción de una presentación como tal. Y, pero típico que sacas un disco y quieres tocarlo por todos lados o algo así, claro. Y dijimos, o lo sacamos ya o van a dejar de gustarnos las canciones a este paso. Entonces lo sacamos cuando parecía que iba a abrirse todo un poco, pero tampoco se abrió del todo”, comentó Daniel.

 

Por otro lado, al hablar del debut de una banda, los principales obstáculos a la hora de grabar música pueden ser muchos y siempre dependerá de las necesidades de cada artista. En este sentido, señaló Bego que, en su caso, los principales retos para poder componer no fueron por desacuerdos en su sonido o en lo que aportaba cada uno, sino en la distancia que los separa. Por esta razón, había ocasiones en las que no siempre podían estar todos juntos ensayando y era un tanto difícil que coincidieran para poder verse al mismo tiempo. No obstante, para Daniel la experiencia de venir de diferentes agrupaciones consideró que podría ser algo complejo para armar un nuevo estilo, por lo que comentó lo siguiente:

“Como veníamos de bandas y estilos un poco distintos, pensaba yo que iba a ser un poco más complicado […] Yo pensaba que iba a ser mucho más complicado, yo que vengo de tocar cosas más de gritos y tal. Y Bego también se aventaba más ese rollo y era un poco como ‘nunca he tocado en este estilo, no sé cómo va a salir’. La verdad es que fue bastante fácil comparado con lo que precisamente yo tenía idea. ‘No sé qué churro vamos a acabar haciendo’ Y al final salió bastante bien.”

Cabe resaltar que al principio Monteperdido quería hacer música más oscura con géneros que se enfocaran en el black metal, downtempo o screamo, incluso punk, sin embargo, al ensayar y empezar a componer las canciones que conformarían su LP, las cosas cambiaron. Las ideas dieron un giro natural e iniciaron con líneas melódicas enfocadas en lo pop. Empero, a pesar de ello, lo que podemos escuchar es una fusión enérgica que está en alta resonancia y que tiene un toque de agresividad y rapidez en varios de los temas que salen del disco. Tal es el caso de “El Balcón”, una canción visceral con una historia real y que se convirtió en el primer sencillo promocional. “Era la que más intensa nos parecía, más energética, nos parecía también, no sé, más motivadora, quizá”, afirmó Bego.

Por su parte, “El Balcón” también cuenta con su propio audiovisual dirigido por el colectivo Grapa, quien se encargó de darle vida a esta canción y a la historia que nos narra la letra. El video comenzó a planearse durante los meses de marzo y abril, funcionando como una forma de visibilidad y promoción también al resto de su producción discográfica.

Un tema constante a lo largo del álbum es la exposición sobre el esoterismo, la magia, algo que se vuelve completamente visible en la canción “El Tarot”, la cual está basada en experiencias propias de Bego y que se le vinieron a la mente a la hora de componer este track.

“Yo soy aficionada a la astrología y al tarot. Muy aficionada. Bueno, es cierto que llevo varios años estudiándolo a mi ritmo de manera autodidacta y es cierto que también lo utilizaba a vece las para ligar y dar pena y para parecer interesante. La canción, pues habla de situaciones que he vivido no con un chico, sino con, pues varios, o en general, en las que me he sentido poco apreciada, o en las que a lo mejor la persona me ha gustado mucho, mucho y he tenido muchas esperanzas en que me hiciera caso. Y nace un poco de ese deseo de sentirse apreciada, querida, porque supuestamente pues eres especial y te gustan estas cosas y tienes un tarot muy interesante “, señaló la artista.

Aunado a lo anterior, la portada que compone Monteperdido tiene un trasfondo que se maneja en la misma línea del esoterismo, ya que está compuesta por la carta de la rueda de la fortuna y en el resto de su composición se le unen elementos con diversos símbolos diseñados por Miguel Pardo. Sin embargo, no fue tan sencillo decidir qué imagen pondrían en el centro de la portada, pero a Bego se le ocurrió que podría tomarse una foto con una carta que tuviera un significado más a fondo.

"Elegí esa carta porque me parece que tiene un significado interesante porque es un poco ‘uh, sí, la fortuna’, pero son sobre todo las situaciones en las que abres una puerta, te metes y ya te has metido y ya empiezas a rodar. Y bueno, pues era un poco también las ilusiones que tenía yo puestas en el disco, que abriéramos una puerta nueva que era el indie y que había empezado a salir de manera descontrolada y que, bueno, quizás fortuna, quizá no, pero divertido por lo menos.”

Sin duda el confinamiento obligatorio ha traído una mezcla de emociones complicadas de digerir, y en el mundo de la música ha traído la suspensión de conciertos y eventos. Empero, las cosas actualmente parecen más esperanzadoras, pues se ha dado cabida a conciertos con sana distancia y con un protocolo sanitario que permita vivir una experiencia más entrañable. La forma en que ha vivido Monteperdido esta situación conjuga un sinfín de sentimientos que no le ha permitido mostrar su nueva música, pero afortunadamente tienen fechas cercanas a lo largo de España para comenzar a promocionar sus canciones.

“En mi caso fue bastante dramático porque, bueno, yo estoy en otro proyecto que es Yawners y teníamos cerca de treinta fechas confirmadas para 2020, y fue bastante duro por eso porque, como decía Bego, al principio parecía un par de semanas de parón, y al final se convirtió en todos los festivales de verano y en todos los conciertos del año cancelados. Y hemos tenido momentos de todo tipo, de pensar que esto no volverá a ser lo de antes y que posiblemente no vuelva a momentos de más esperanza como ahora, que parece que a partir del otoño de este año pues, podremos estar, no en normalidad, pero pareciera normalidad, así que bueno, pues lo vemos con mucha esperanza ahora”, afirmó Tomás.

En ese sentido, tanto Dani como Tomás y Bego señalaron que extrañan poder presentarse en vivo porque quieren demostrar que su música suena bien en vivo como en el estudio, y que la experiencia de estar arriba del escenario conviviendo con otras personas no tiene comparación. Que, en efecto, los shows en streaming es algo positivo cuando no hay otras opciones, pero siempre van a preferir lo presencial.

Un concierto es algo para abrazarse con la música. Estamos de acuerdo que la presencialidad de un concierto es clave para que sea una experiencia que puedas disfrutar. Necesitamos ya que se pueda juntar la gente, abrazarnos, no sé qué, tocar, chillar, levantarse, subirse así por encima, no sé”, comentó Bego.

Mientras todo vuelve a la normalidad, o lo más parecido a ello, Monteperdido planea lanzar en verano u otoño otro audiovisual, y de la misma manera, ya tienen algunas composiciones en marcha para presentarlas a finales de este año. Te recomendamos que estés al tanto de sus redes sociales y de las actualizaciones de Indie Rocks! para mayores novedades de esta banda oriunda de España.

El disco por culpa de la pandemia nació un poco muerto, se sacó sin un plan claro de promoción, sin un plan claro de edición y lo que queremos es, no pasar página, pero es un disco que no va a ser el importante en el grupo y desde ya empezaremos a grabar después del verano y sacaremos más videos, sacaremos más singles y pensamos en un próximo disco", afirmó Tomás.

No es una revista, es un movimiento.