95150
Entrevista con Molotov

Entrevista con Molotov

04/Jul/2016

Platicamos con Paco Ayala de Molotov sobre los 20 años de carrera de la banda y más.

Corría el año 1996. El PRI, sin saberlo aún, tenía su último mandato antes del famoso “cambio” de 2000. La Ciudad de México, en ese tiempo gobernada por un regente elegido por el poder ejecutivo, también se preparaba para la transición liderada por Cuauhtémoc Cárdenas. En cuestión musical, el rock nacional vivía un momento de esplendor nunca antes visto. Los foros de conciertos ya no estaban prohibidos y salían bandas por doquier. Entre ese mar de guitarras distorsionadas y baterías poderosas nació Molotov.

Provocadores, controversiales y, sobre todo, fieles a sí mismos, este cuarteto de amigos tomó por sorpresa a un país y un continente. Su primer disco vendió un millón de copias, gracias en parte al sonido que fusionaba el rock pesado con el rap pero sobre todo a la indiferencia con la que usaban el lenguaje. Sin tabúes, en una época en que la televisión y la radio seguían recibiendo fuertes multas al mencionar una mala palabra, se atrevieron a decir “puto” o “chinga tu madre” y retaron a los medios a voltearlos a ver, cosa que después de las ventas y éxito obtenido, no les quedó de otra. Han pasado dos décadas y mucho ha cambiado, aunque para Paco Ayala (bajista y todólogo de la banda) hay cosas que siguen igual.

Molotov ha dedicado gran  parte de su carrera a criticar a los medios de comunicación masivos de nuestro país, encabezados por Televisa. Sin embargo, en la historia del grupo, han trabajado muy de cerca con Telehit, por ejemplo, grabaron un spot (que no salió, pero se convirtió en un éxito del internet) e incluso tocaron en las instalaciones de la tan criticada (por ellos y muchos) televisora. Pero... ¿es esto una contradicción?

“Se convirtió en nuestra chamba explicar nuestro mensaje. Nosotros tiramos mierda a los dinosaurios que manipulaban información, al famoso telefonazo, al sesgue de información dentro de Televisa, al hecho de que muchos medios de información dependieran de los que ellos les mandaran”.

¿Acaso el hecho de que Molotov trabaje a su lado significa que estas prácticas de manipulación mediática dejaron de existir? “Siempre ha pasado y seguirá pasando y no hemos parado de decirlo. Pasa en TV Azteca y en cualquier medio masivo de entretenimiento. Eso no quiere decir que todos sean iguales: casualmente pasaba eso y el canal de música de Televisa, Telehit, nos abrió las puertas y siempre nos dejaron decir lo que queríamos. Nos apoyaron en la promoción cuando más censura había.”

“Cualquier medio que nos abra las puertas para decir lo que queremos libremente, por supuesto que lo vamos a utilizar. En este caso lo iban a ver millones de personas y preferimos eso a ser de esas bandas que por defender algo, solo las escuchan diez”.

Molotov
 

Molotov es tan seguro en sus ideales que no le da miedo la crítica ni tampoco busca jalarse de la fama de nadie para sobresalir. En su momento, no apoyaron al EZLN, ni a AMLO o al Yosoy132, a pesar de tener letras con un mensaje crítico y directo en contra de los gobernantes en turno. Según Paco este distanciamiento, sobre todo con Marcos al momento del auge del mismo, tiene dos motivos:

  1. “Dime dónde está ese movimiento y esas bandas. Justo en el momento en que aparecieron hicieron mucho ruido y luego se desvanecieron".
  2. “Hay que criticar a los que nos gobiernan mal pero, si vas a hacerlo desde el lado artístico, necesitas tener tu propia identidad. Hay que tener tus influencias y tus musas sin colgarte de nadie."

A Ayala y compañía les tocó romper con la censura. Tener que vender ellos mismos su disco en la calle porque las tiendas no lo querían (o podían) exhibir en sus aparadores. Pero hoy, a dos décadas de distancia, la realidad no puede ser más diferente. El músico cuenta con los medios para poder grabar su material sin necesidad de una disquera. También puede promocionarlo y, si llega a tener éxito comercial, no necesita preocuparse por el mensaje a transmitir porque ni el gobierno ni las instituciones privadas lo van a dejar de pasar sin importar que tan fuerte se critique al presidente o a las mismas instituciones. Aún así, el rock parece negado a hablar de los sucesos político-sociales que aquejan a nuestro país. Esto parece un acto apático pero Paco piensa que para nada es obligación de los músicos hablar de esos temas.

“La gente, no sé si esté cansada o por qué será, pero prefieren escuchar reggaetón que poner atención a lo que está pasando en Oaxaca. Es triste pero es real. No solo las bandas, los seres humanos, ciudadanos mexicanos, son los que deberían alzar la voz. No le corresponde al rock, no es la vía para canalizar el empute. El empute es tuyo y lo tienes que hacer notar, pero no a través del Twitter, yendo en un taxi. Te tienes que manifestar de algo que no te gusta pero en serio”.

Un quinto de siglo es lo que llevan Paco, Tito, Randy y Miky. Dos décadas en las que no han bajado del gusto de la gente. Veinte años de romperse la madre sobre el escenario, de vivir como adolescentes haciendo lo que quieren, cuando quieren y como quieren y al hacerlo, sin querer, ayudaron a moldear el inicio del nuevo milenio, la forma en la que nos comunicamos y la manera en que las altas esferas ven a la juventud. Pero... ¿hasta dónde podrán llegar? ¿La edad acabará con su espíritu?

“No ha pasado jamás. Las canciones las haces para ti, no para quedar bien con nadie. No hay límites más que la imaginación.”

Visita el Facebook de Molotov para estar al tanto de sus noticias.

No es una revista, es un movimiento.