114737
Entrevista con Los Planetas

Entrevista con Los Planetas

El espíritu crítico pervive en Los Planetas.

La voz inequívoca de Jota de Los Planetas sigue retumbando en nuestros oídos como loop incansable después de 25 años de admirable trayectoria. Cada vez que reproducimos un álbum, una canción, un verso suyo,  nos envía un mensaje tajante sobre la lucha social y personal o nos contagia de melancolía pura, así que nosotros simplemente nos introducimos en un mundo diferente, uno contracorriente. Tras siete largos años, la banda granadina ha dado de sí un nuevo material titulado Zona Temporalmente Autónoma, el cual los ha enviado nuevamente de gira y, por supuesto, en Indie Rocks! no podíamos desaprovechar el intercambio periodístico con Jota, que a sabiendas de que resultaría todo un desafío, tuvimos una charla sustanciosa gracias al uso de las redes sociales, aunque suene irónico.

Tras desarrollar algunos proyectos como Grupo de Expertos Solynieve, entre otros, los granadinos no han estado para nada musicalmente pasivos, tan solo hace un par de años lanzaron el EP Dobles fatigas, además de su incansable ejercicio de tocar y girar, pero ahora con el concepto radical en su álbum estrenado, es importante saber dónde se ubica en el tiempo y espacio esa Zona Temporalmente Autónoma. Escucho la risa de Jota, antes de pronunciar. “No sabría decirte exactamente. Cada persona debe buscarla, para poder vivir en libertad, no sabría decirte cuál es la zona de cada persona”, las primeras palabras que Jota nos comparte.

Con el ritmo de la contemporaneidad, hay muchas comparaciones en cómo se hacían las cosas antes, lo que me hizo cuestionar si hay algo que Los Planetas extrañen de los noventa, ¿que pudiera ser y porqué? “Aquí en España, donde nosotros desarrollamos nuestra carrera, echamos de menos cierto espíritu más contracultural o alternativo en la forma de revisar la diferente estructura que soporta el negocio, esta forma de generar la música; antes era un poco más artístico, quizá en la manera de hacer festivales, los sellos, la organización más underground que se ha visto un poco absorbida por  una estructura un poco mayor”.

Hoy día la melancolía se ha vuelto un negocio redondo, algunas agrupaciones se benefician económicamente de ese sex-appeal o fama pasada y ya no trabajan en música nueva. La posición que toman Jota y compañía es simple. “Te refieres a las bandas de revival. Está interesante que algunos grupos estén más vivos que nunca y algunos ya han perdido chispa. Nos interesan más los artistas que perviven haciendo cosas buenas e interesantes y que se siguen manteniendo creativos, aunque muchos regresan como por moda o para reivindicar su sonido. Nosotros estamos tranquilos, llevamos 25 años tocando”, comparte para Indie Rocks!.

Mantener la creatividad musical en un mundo que cada vez más carece de originalidad y hacerlo durante un cuarto de siglo no ha de ser nada sencillo. Quizá no existan fórmulas, sin embargo, Jota tiene muy claro cómo hacerlo. “Siempre hay que tener un pensamiento crítico con respecto a todo lo que se ve y todo lo que se observa, hay que saber diferenciar de la información real y la falsa, ser crítico ante todo. Nosotros no sabemos si tenemos eso o no, simplemente tratamos de mantener una posición crítica con respecto a la realidad”.

El lenguaje es la forma más inteligente que ha posicionado a la música popular, Los Planetas han revolucionado su carácter introduciendo ensambles líricos del trap en su nuevo álbum. Jota cree que este fenómeno está moviéndose muy rápido y a favor.“La música popular está revolucionando, por ejemplo la música popular muy antigua y que lleva mucho tiempo desarrollándose en la cultura del flamenco, viene de una cultura urbana y previa de las grandes ciudades, así como el rock and roll que ya es una cultura urbana y está el trip hop que también lo es. Hay muchos tipos de escena, estilos y sonidos. Pueden ser interesantes las sumas en España con el trap, al final no deja de ser revolución de la música urbana. El flamenco se hacía en el campo, fuera de la ciudad, aunque también tenía una parte urbana, que provino del desarrollo, de los medios de comunicación masiva y ciertas culturas de barrio, movimientos contraculturales que cuestionan lo que está pasando”.

Los pilares filosóficos en los que se basa ahora la música de Los Planetas están fundamentados con firmeza en lo crítico, para Jota es un cuestionamiento complejo. “Nosotros intentamos transmitir a través de nuestra música ideas que hagan a la gente replantearse la realidad, cuáles son sus puntos de vista y mantener una visión crítica sobre las cosas, es lo que intentamos. Queremos hacer clic con la gente y que les haga cuestionarse. Hacemos música pop, música popular y nos interesa cómo esta cultura se ha ido transmitiendo de generación en generación, con algunos temas que parecen invariables, por el tiempo,  como las grandes cuestiones que preocupan al ser humano. Estamos en esa onda, esa corriente popular que se mantiene al margen por debajo de la cultura dominante”.

La fidelidad es un reto en pleno siglo XXI, donde reina el negocio y el dinero, para los granadinos la mejor manera de ser leal a la música se basa en acciones muy sencillas. “Vivimos en un entorno capitalista en el que el dinero es una parte fundamental en las relaciones, intentamos mantener un equilibrio entre nuestras ideas más radicales y las que pueden ser recibidas por un público más suave. Intentamos mantener cierta gracia para poder vivir, trabajar, comer y hacer las cosas básicas”.

El mundo está desequilibrado, no en todos los puntos cardinales hay conciencia política ni consumo legal de sustancias; los seres humanos necesitan estimulación para actuar, ¿pero cómo lograrlo? “Lo que tengo más claro es que no parece la cuestión más razonable cierta estructura poderosa, se crea un espacio de poder al margen que crece y se hace más importante. Por lógica moral no debería prohibirse las drogas a nadie, porque se roba la libertad de cada uno. Este tipo de organización social en la que vivimos está propiciando que existan ese tipo de marginación del Estado. Debería replantearse un poco el tipo de prohibiciones que se le hacen a la población. La marihuana es una planta medicinal que se ha usado durante mucho tiempo y debería ser legalizada, en lugar de generar violencia y enfrentamientos por esa sustancia, que está provocando guerras de poder y muertos en México, esa sería la manera más efectiva de evitarlo. Nosotros intentamos dar información de todo eso, porque todavía existe información censurada y no llega a mucha gente, el tratamiento médico podría ayudar a mucha gente y evitar mucho dolor crónico”.

Jota es un personaje sabiondo, y quisimos aprovechar para que nos diera recomendaciones de lectura:

  • Un artista del trapecio de Kafka. "Me ha dado curiosidad que estos días en España en un festival murió un trapecista".
  • On the road de Kerouac. "Es un clásico que algunos ya conocerán".
  • Federico García Lorca. "Seguro el público mexicano ha de estar familiarizado, cualquier libro suyo, por ejemplo Poeta de Nueva York, es un libro fantástico que siempre es interesante leer".

Para muchos artistas el tópico del amor es difícil, sin embargo, rescatarlo de un mundo tan jodido es más sencillo de lo que se cree. “Son tiempos difíciles y no les voy a dar una receta, es una pregunta algo complicada ahora, pero vaya, el amor es siempre algo sencillo. Se trata de que entre los seres humanos tratemos de entendernos los unos a los otros, intentar comprender al prójimo, ponerse en sus pies y enfocarse a su planteamiento, eso es el amor”, concluye Jota.

El lenguaje y mensajes críticos perviven en la música de Los Planetas, una banda de culto que pronto visitará México como parte del Festival Coordenada en Guadalajara en octubre y, sí, lo que querían leer: se presentará en la Ciudad de México, la gira queda así:

 

No es una revista, es un movimiento.