163215
Entrevista con Hinds

Entrevista con Hinds

28/Feb/2020

Hinds: El precio de vivir una pasión puede ser una bonita maldición.

Cuatro mujeres que renunciaron a los encasillamientos musicales y de género, cantando en inglés desde la península ibérica para el mundo, no es precisamente lo que una sociedad conservadora aprueba. En seis años de trayectoria, Hinds ha sobrevivido a la crítica española, ha conquistado países como Inglaterra y Estados Unidos, y ha obtenido mayor seguridad en lo artístico y lo personal. En su tercer álbum de estudio, The Prettiest Curse plasman esta relación agridulce con la música, y se liberan de miedos personales regalándonos un disco más atrevido con líricas en español.

Con peculiar animosidad, Ana García de Hinds platicó con Indie Rocks! desde su casa en Madrid. "Estoy muy emocionada de cómo ha salido todo. ¡He superado mis expectativas que eran muy altas!". Al ser cuestionada sobre el título del álbum (La Maldición Más Bonita), la desenfadada Ana dijo que se refiere a su vida como artistas en la escena musical, pues a pesar de que dedican su vida a hacer lo que más aman, sacrifican el tiempo con la familia, y el tiempo para sí mismas. "The Prettiest Curse se refiere a que nos ha tocado de ser músicas, y sentimos que es una especie de maldición que nos llegó de esa pasión que tenemos, con la sensación de que nada nos haría tan felices como hacer lo que hacemos, pero a la vez perdemos todo lo demás que queremos, es decir, una rutina, una familia, una carrera, las parejas, nuestros novios, nuestras novias"... "Estás constantemente en la carretera, de arriba a abajo, y con jet lag. Para nosotras es eso: una maldición que nos ha tocado por esta pasión y esta vida que llevamos, pero también es la cosa más bonita que nos pudo haber pasado", añadió la compositora.

De acuerdo con Ana este viaje de evolución, experimentación y aventura inició el 10 de enero de 2019, cuando empezaron a componer en Madrid, para después viajar a Londres y Nueva York, en donde terminaron las canciones y grabaron el álbum. Sobre la temática de esta nueva entrega, la española compartió que fue una salida de su zona de confort. "Por primera vez hablamos de cosas que no son solo amor y relaciones, temas que habían sido nuestra zona de confort. Con este disco pudimos hablar de la depresión, de una crisis de identidad, y de ser mujeres en una banda. Estoy muy contenta de habernos lanzado a la piscina y escribir y cantar en español, lo que no habíamos hecho hasta ahora, por miedo, imagino". Según declaró la artista, cantar en español les ha permitido tener una conexión más directa con el público latino, pero también es un aspecto muy apreciado por los anglosajones. Sin embargo, confesó que no es sencillo quedar tan expuesta ante su familia. "También te diré que no es fácil escribir canciones que tu madre entienda (risas). Es un precio que hay que pagar".

Además la madrileña nos contó que en éste disco aprendieron a tocar nuevos instrumentos y se aventuraron a hacer cosas que no habían hecho antes. "Vamos con teclados, y una alineación diferente. Fueron muchos desafíos, que en vez de darme miedo, me dan mucha emoción. Llevamos 6 años tocando en la misma formación, y ahora las canciones son muy diferentes, y se tienen que tocar diferente. Estoy disfrutando mucho de ese cambio, como el tener que aprender a tocar el teclado en un mes".

Ser una banda de mujeres ha sido difícil sobre todo en España, cuenta la artista. "Ha sido muy duro, y donde ha sido más duro ha sido en nuestro país. La segunda canción del disco 'Just Like Kids (Miau)', es una parodia de todas las conversaciones que tenemos a diario con gente de la industria, con amigos o con desconocidos que creen que nos hacen un favor dándonos su opinión sobre nosotras. Todo el mundo intentando opinar y darnos consejos, cuando lo mejor de Hinds es que siempre hemos sido reales". De acuerdo con Ana, en países como Estados Unidos e Inglaterra se les acogió de inmediato, mientras que en su país las reseñas decían que sus presentaciones eran pésimas y su apariencia física nunca era suficiente. "Dejé de leer críticas, porque creo que es un poco tóxico. Que si somos muy guapas, que si somos muy feas, que enseñamos mucha pierna, que si somos demasiado varoniles…" añadió.

Regresando a la bonita maldición que es estar en una banda, Ana señaló que es difícil la convivencia en una agrupación, dadas las circunstancias extremas que se llegan a vivir, y las largas horas de trabajo. "Todo es muy difícil. Hay que tener mucha paciencia, nos conocemos muy bien y todas hemos estado genial de gira y hemos estado muy mal por cosas personales, cosas físicas, e intentamos suplir lo que a una le falta: un beso una cerveza, o dejarla sola".

Hasta ahora Hinds solo tiene agendada su visita a Estados Unidos y Canadá como parte de la promoción de The Prettiest Curse, sin embargo, asegura que regresarán a México. "Solo hemos lanzado dos giras, pero necesitamos ir a México. ¡No va a pasar un año más sin que vayamos, y éste año vamos a ir!", asegura la cantante.

No es una revista, es un movimiento.