78937
Entrevista con Foals

Entrevista con Foals

07/Sep/2015

“Se hace la mejor música cuando no piensas en ella”, Jimmy Smith, guitarrista de Foals.

En 2015 es difícil pensar en una banda que realmente atraiga y sobretodo, emocione a una generación que se deja llevar la mayor parte del tiempo por bandas y tendencias virales de un minuto de fama.

Pocas cosas realmente nos enganchan y pueden retener nuestra atención, ya no digamos tener la expectativa de que lanzarán un material nuevo. Foals sí lo ha logrado y con justa razón, ya que han creado canciones que tanto pueden ponerte en un estado zen y casi onírico, así como canciones con las que desearías destrozar el cuarto en el que te encuentras.

Podríamos decir sin miedo a equivocarnos que What Went Down es lo mejor que han lanzado por varias razones: ya quedó muy atrás esa etiqueta de "Rock Matemático" que parecía que sería su fórmula para crear hits, luego vinieron canciones altamente contemplativas en donde se liberaron de ellos mismos pero manteniendo un sonido particular; eso hizo que valoraramos a Foals como una banda diferente y que tenía muchas facetas enigmáticas que mostrarnos.

Aparte hay que considerar que con tan sólo cuatro discos, sus integrantes han tenido un crecimiento exponencial en donde no sólo dominan sus instrumentos, sino que logran matizarlos para crear atmósferas y texturas deliciosas y delicadas al oído.

Foals

Para entender cómo llegar a ese punto, platicamos con el guitarrista Jimmy Smith, quien confiesa: “Se hace la mejor música cuando no piensas en ella. Cuando la escribes estás en un estado donde buscas estados elevados del alma y no piensas en nada más".

"Es un cliché, pero es cierto. Cada canción de este disco comenzó así, por lo mismo creo que es lo más natural y sencillo que hemos hecho. Este disco fue escrito en un cuarto con todos nosotros presentes. Yannis volvió a escribir mucho. Afortunadamente no tenemos el problema de egos como otras bandas, ya que aquí todos luchamos porque la mejor idea saliera adelante”, explicó Smith.

Foals aprendió a no tener inhibiciones, no frenarse al momento de escribir y ser muy naturales: “Hubo un elemento de confianza en el que dejamos que las cosas sucedieran y que el final de la canción llegara sola. Antes nos parábamos en el proceso de creación y no funcionaba. Aprendimos que la lección es ser totalmente libre en lo que haces”.

What Went Down se gestó al final de la gira pasada en donde hacían muchas improvisaciones en los ensayos para después pulirlas en su natal Oxford y luego grabarlas en Provenza, al sur de Francia, en un estudio que era un molino del siglo 18 con un gran jardín. De todo ese material, y del cual dijeron que les sobró mucho material, una de las primeras canciones que hicieron fue “Give It All”, que en palabras del vocalista Yannis y del mismo Jimmy, ha sido una las más simples que han compuesto: “Fue una canción muy tierna y delicada que fue muy difícil traducir en el estudio porque le agregábamos cosas y a veces se ponía muy pesada y perdía su inocencia. Nos llevó a un lugar muy especial porque no tuvimos miedo a escribir una canción bella”.

Otra de las canciones que seguramente será un punto alto en sus shows es “Mountain At My Gates”, la cual consideran como “su canción Indie Rock definitiva” porque tiene algo de Pixies y The Strokes, así como un sonido crudo que encanta y emociona.

foals

Al preguntarle sobre cómo describiría el concepto detrás del disco nos comenta: “Estamos a finales de nuestros 20's y estamos dándonos cuenta de nuestra posición en el mundo y el tipo de mundo que a veces es optimista, otras veces pesimista, a veces tiene furia o belleza… tiene un proceso natural que reúne todas las cosas que nos une como banda”.

Al terminar de escuchar el álbum se percibe una vibra semejante a la que años atrás nos hicieron sentir con Total Life Forever a lo que nos contestó: “No he escuchado ese disco nuevamente, tal vez lo haga cuando sea viejo con una copa de whiskey y una pipa en el porche de mi casa junto a mis nietos. Pero sí podría decirte que es su hermano mayor porque se sienten en lugares similares. Definitivamente rescataremos algunas de ese material por lo mismo”.

Sobre llevar este disco a los escenarios nos comentan que lo ven desde una perspectiva de fan ya que las bandas que más les gustan son las que demuestran ser dinámicas y no tienen un mismo sonido: “Tratamos de crear una experiencia humana y emocionante en el concierto. Me gustaría pensar que es un encuentro de almas”.

Para terminar, el cebollazo. Le preguntamos si ellos están igual de emocionados que nosotros al tenerlos de regreso el próximo mes de octubre para un concierto en la Ciudad de México y otro en el Festival Coordenada de Guadalajara y esto nos contestaron: “Son el mejor público del mundo. Los shows más locos que hemos dado han sido ahí. Espero que todos comprendan el nuevo disco para llevar el show a un nuevo nivel”.

No es una revista, es un movimiento.