Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

148959
Entrevista con Empress Of

Entrevista con Empress Of

Empress Of solo quiere hacer cool shit.

“Solo quiero hacer really cool shit, quiero continuar haciendo cosas interesantes porque el punto fundamental de todo esto es el arte, la música y todo lo que hay alrededor de ella, de ahí es de donde viene mi sueño”, comentó Lorely Rodriguez cuando le pregunté cuál es su mayor sueño como Empress Of. A pesar de su confianza y sinceridad al responder, Lorely sigue siendo esa joven de Systems (EP), que busca hacer música por amor al arte, por la libertad de expresar sus ideas y sentimientos y reflejarse en ellos, pero también aquella que busca encontrar su lugar dentro de la industria musical para llegar a ser esa estrella pop en la que desea convertirse. “Llegaré a ese punto”, señala con confianza. Incluso si las circunstancias no siempre son las mejores. —“[Algunas veces] se me ocurren ideas y no puedo usarlas porque no tengo el dinero suficiente o el tiempo necesario, pero quiero seguir adelante”— se muestra optimista.

Cuando Rodriguez compuso su disco debut Me estuvo completamente sola en una casa en Valle de Bravo en el Estado de México, esta experiencia la hizo encontrarse con su persona al no tener contacto con alguien más, lo que resultó en letras que reflejan el lado más vulnerable y privado de Empress Of, desde sentimientos que pueden parecer comunes como el amor en “Everything Is You”, la inseguridad que provoca el acoso en las calles en “Kitty Kat”, la dificultad de sobrevivir en una ciudad tan costosa como lo es New York (donde solía vivir) en “Standard”, y la necesidad de amarse a sí mismo y ser fuerte en “Need Myself”. El año pasado, Lorely presentó su nueva producción discográfica Us, donde se muestra más segura y atrevida, pero sobre todo según explicó. “La mayor diferencia [con Me] es que quería escribir canciones que se centraran menos en mí, y que hablaran más sobre las personas importantes en mi vida, y aunque [se basan] en mi punto de vista, escribí mucho sobre mi amistad con Dev Hynes (Blood Orange), en la primera canción del álbum “Everything to Me”; escribí una canción sobre depresión [inspirada en la experiencia] de un amigo que quería suicidarse, que es “I’ve Got Love”; también escribí muchas cosas sobre una relación amorosa”, entre estas “When “I’m With Him”, “Trust Me Baby” y “Again”.

Sobre el proceso de composición de Us, Rodriguez narró. “Tenía muchas canciones, realmente demasiadas, y algunas eran muy malas. En realidad no sabía lo que estaba buscando, y de alguna forma fue tomando la forma de lo que representaba mi vida en ese momento en Los Ángeles rodeada de todos mis amigos”. Pero algo sí tenía claro la artista, no quería repetir el estilo de Me, aun cuando la gente se lo pedía. Y una de estos cambios fue la decisión de colaborar con músicos cercanos a ella. “Ya había colaborado con Blood Orange en su sencillo “Best to You”, he venido haciendo música con Pional, así como con Khalid (“Suncity”). Comencé a escribir con mucha gente para que se volviera natural y [de esta manera] llevar eso a mi disco. He trabajado con DJDS, juntos hicimos una canción con Khalid (“Why Don’t You Come On”), entonces se dio de forma natural y aprendí demasiado al estar con otras personas [en el estudio]”.

En general el sonido de Us se siente muy libre y directo, con letras que buscan crear una escucha más universal, más empática, donde se ilustran situaciones con las que más gente puede sentirse identificada. Es una tarea difícil establecer esta conexión, pero según contó Lorely. “‘I Don’t Even Smoke Weed’ fue [la canción más difícil de hacer, porque pudo haber sido tan mala, desagradable. No habla sobre fumar marihuana, es una canción de amor, entonces me tenía que concentrar en eso, en el sentimiento de que podía hacer lo que fuera alrededor de esta persona, no lo sé, me tomó demasiado tiempo terminarla”.

En los videos para “When I’m With Him” y “I Don’t Even Smoke Weed” que Empress Of liberó para la promoción de Us podemos observar la herencia de la cultura latina con la que Lorely Rodriguez creció en su ciudad natal, Los Ángeles. Esto como resultado de que la artista comenzó a dirigir sus propios videos, y aunque una de las principales necesidades de la cantante era mostrar su verdadero yo de forma íntegra visualmente, esta decisión se basó más en una carencia de recursos. “Honestamente fue por no tener el dinero suficiente para hacer videos con otras personas, tuve reuniones con directores y creamos grandes conceptos, y su respuesta fue ‘cool, necesitas equis cantidad de dinero’, pero yo no lo tenía. Una gran parte de [la esencia de] este proyecto es que tengo que hacer muchas cosas por mi propia cuenta, porque es la única forma en que sucederán, y aprendí mucho de esa manera. Entonces comencé a escribir [ideas] porque necesitaba los videos para este disco, y lucen realmente como lo que soy. [También] empecé a hacer ropa junto con mi mamá—ella es costurera— porque no puedo costear vestuarios de diseñador. Comencé a producir porque no podía pagar estudios de grabación. Es como tener el poder de hacer lo que quiero hacer, pero no el dinero”, declaró.

A pesar de las adversidades para Lorely Rodriguez es totalmente “una locura” poder crear música y llamarlo su trabajo. “Estoy haciendo un nuevo disco en este momento, y siento que me estoy enamorando de nuevo, [es grandioso] poder expresarme a través de la música, de otra manera no sabría como expresarme, es como una terapia”, expresó sobre lo que más ama de ser Empress Of.

Después de su presentación en Nrmal, Empress Of regresará a nuestro país para presentarse en el LTDO en Guanajuato, así como en Galera en la Ciudad de México. Acerca de sus shows dijo. “Me siento muy emocionada, he tratado de tocar en la Ciudad de México [un show personal] desde la primera vez que fui para abrir el concierto de Porter. Esa fue mi primera vez en México y la primera vez que vi una audiencia que lucía como yo —no soy mexicana, me refiero a un público latino—, y me sorprendí, y dije ‘necesito más de esto’, conecté con el público mexicano, por lo que estoy feliz de regresar”.

No es una revista, es un movimiento.