148841
Entrevista con Chromeo

Entrevista con Chromeo

31/May/2019

Baile y diversión fuera de la zona de confort: Chromeo.

Si alguna vez has ido a un concierto de Chromeo, sabes que su música se trata de baile y diversión. Siempre. Sin embargo, su disco más reciente se siente ligeramente diferente. ¿Por qué? Porque tiene más personas involucradas que de costumbre. La fiesta también ocurrió en el estudio de grabación.

“Quisimos ponernos en una perspectiva diferente y abrirnos a un contexto más relajado con más personas. Hemos hecho cuatro discos con muy poca ayuda, así que Head Over Heels viene de nosotros intentando expandir nuestra mente y nuestra zona de confort. Varias canciones tienen tres o cuatro escritores diferentes. Fue divertido involucrarnos en esta manera de hacer música”.

Ensimismados y ya con una conexión máxima después de tantos años de trabajar juntos, el dúo australiano quería nuevas ideas. A veces no se experimenta con instrumentos, sino con el proceso y con nuevas dinámicas. “No sabíamos que había tantas personas que nos tenían en la mira. Estábamos concentrados en nosotros viviendo en nuestra pequeña burbuja, así que cuando comenzamos a llamar nos sorprendió gratamente lo entusiasmados que estaban por hacer música con nosotros”.

Durante la grabación hubo un poco de todo, desde nuevos amigos que apenas se conocen y están buscando cosas en común, hasta momentos cumbre que resultan en un clic de todo. “Cuando estábamos escribiendo 'Juice', había como cinco o seis personas en el cuarto de grabación trabajando en la canción y cuando por fin la terminamos, todos estábamos como en drogas, realmente felices. Y cuando la escuchamos completa, todos comenzamos a bailar, fue muy raro. Nosotros, la gente de producción, nuestros agentes, todos; todos estábamos bailando en el cuarto. Fue como una retroalimentación instantánea que nos dijo ‘Ok, esto quedó muy bien’”.

Los integrantes de Chromeo manejan muy bien la dualidad del ser humano: trabajo individual y trabajo en equipo; música para bailar hecha por individuos que prefieren algo más tranquilo. “Nuestra música está hecha para bailar, pero la verdad es que somos bastante chill. Cuando tenemos días libres nos gusta llegar a casa y disfrutar el tiempo con la gente que queremos. En esos días libres prefiero quedarme en casa en mi pijama todo el día con mi novia, tocar el piano en casa y tomar el té. Con suerte está lloviendo, amo cuando llueve en mis días libres”.

Head Over Heels ha sido un éxito. Sin embargo, el proceso que lo trajo a la realidad, no llegó para quedarse. “Fue un proceso diferente, lo intentamos y fue divertido, pero en nuestro próximo álbum regresaremos a nosotros”. Porque a final de cuentas, el hecho de intentar cosas nuevas, no significa dejar de hacer lo que nos hace quienes realmente somos.

No es una revista, es un movimiento.