31759
Benin City: Una Manera Diferente de Hacer Hip-Hop

Benin City: Una Manera Diferente de Hacer Hip-Hop

Proveniente de Londres, Benin City es una banda que al igual que su música, su nombre da mucho a reflexionar, pues fue adoptado en honor a la capital nigeriana en la que crecieron el vocalista y sus padres; ciudad que posee un lazo histórico con Gran Bretaña desde la colonización y que fue la mejor alternativa que se les pudo ocurrir.

Joshua Idehen a cargo de las letras y voz, Tom Leaper en sintetizadores y saxofón; y Theo Buckingham en la batería, es la formación que se dio a conocer ante el mundo con "Faithless", sencillo que dio paso a su álbum debut Fires in The Park. Con ritmos que no solo abordan el hip-hop, género en el que fueron catalogados, sino también un poco de jazz, soul y electro brass; Benin City logró trascender en ambos lados del atlántico, tanto, que Indie Rocks! tuvo la oportunidad de platicar con Josh y Tom, quienes nos hablaron de sus inicios, influencias y estrategias para mantenerse frescos en la escena musical.

"Siempre quise ser escritor, me adentré en el mundo de la poesía pero fueron las circunstancias las que me llevaron al trabajo de Dan Le Sac vs Scroobius Pip;  la canción 'Thou Shalt Always Kill' logró hacer que me interesara en la música", mencionó Josh, que en Benin City hace mancuerna con Tom, quien desde los 11 años estuvo involucrado en el mundo de la música y cuenta con una carrera profesional en la escuela de música de Londres.

Sus primeras influencias radican en los álbumes de Clement Marfo & The Frontline y Lazy Habits, de igual manera, el rapero Roots Manuva y Maxi Jazz de Faithless, significaron un punto de partida ya que pese a interpretar hip-hop y rap, no cuadran dentro de lo comercial o el hip-hop americano que todos escuchan: "No siempre tenemos que hablar de la violencia, también incluimos cosas simples como desayunar un pan tostado por la mañana".

Así mismo, Josh mencionó su interés por la música independiente y su admiración hacia los Arctic Monkeys, especialmente por Alex Turner, y la habilidad que tiene para escribir canciones. El leer a grandes escritores y escuchar ciertos géneros es lo que lo que ha contribuido en la composición de este LP, y es lo que les abrió camino como diversificadores de música.

Fuck knows!, es la respuesta cuando no se tiene nada qué decir, pero no para Tom y Josh. Al preguntar la fórmula que adoptaron en la producción de su material, respondieron: "Durante una conversación con un amigo americano, preguntó qué era lo que en realidad quería hacer. Respondí que quería integrar instrumentos como el saxofón y la batería pero el dinero era un impedimento. Me dijo que no debía detenerme, todo lo contrario, debía tomar recursos de donde pudiese sin importar la opinión de los demás".

Es ahí donde yace la diferencia entre lo que quieres y debes, entre lo que priorizas y postergas. La banda ha tocado en un sinnúmero de bares, con decenas de DJ’s y músicos talentosos,logrando hacer de esas improvisaciones y remezclas su sello personal.

"La gente siempre estará hablando", ¿cuántas veces hemos escuchado estas palabras? Las personas siempre hablarán y criticarán, pero a Benin City no les importa, lo que les interesa es ser reconocidos, que quienes opinan al aire primero se den la oportunidad de reflexionar, de disfrutar un álbum bien hecho; y si su comentario es negativo, entonces "¡guárdenselo para ustedes mismos! y dejen a los otros escuchar nuestro disco".

Palabras liberadoras, despreocupadas, es lo que agrupaciones como esta hacen notar; no dar todo por sentado y ser siempre agradecidos, buscando rebasar expectativas, metas e incluso países.

No es una revista, es un movimiento.