Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

40110
Alexi Murdoch: En los reinados de lo natural

Alexi Murdoch: En los reinados de lo natural

07/Ene/2014

Abrigo, gorro invernal y pronunciada barba; una guitarra acústica y galones de sangre británica por las venas. Alexi Murdoch es un moderno juglar que desde su habitación en un departamento en medio de las gélidas y húmedas colinas de ¿Los Angeles? ha escrito una serie de piezas acústicas que no sólo han estado sonando en la radio norteamericana, sino también en las más emotivas y lagrimosas escenas del prime-time anglosajón.

"Es interesante ya que nunca me había puesto a pensar en cómo me definiría dentro del mundo artístico. No me siento parte de una tradición o un movimient; no lo llamaría pop o rock. Mis intenciones no son, como tal, una pretensión artística, sino una expresión en forma de composición. Tal vez lo llamaría folk porque apunto a una experiencia humana común, que supongo es lo que el género debe hacer".

Lentos pero firmes pasos desde sus primeras grabaciones caseras, hace ya diez años, el EP Four Songs, mudanzas a Estados Unidos y posteriormente Canadá y canciones en forma de maquetas de distribución independiente que atraparon la atención de distintas casas productoras y distribuidoras que fueron rechazadas por el interés de Murdoch de difundir de manera independiente su propuesta, en que lo elemental es empapado por lo honesto. Dos LPs después, cambios de residencia hacia nuestros vecinos del norte, específicamente Nueva York y Montreal, y esa suave y arrulladora voz sobre precisos pero delicados acordes ya sonaba en Prision Break y The Vampyre Diaries, además de encontrarse en escenarios de todo el globo terráqueo.

"Fue cuando llegué a América que comencé a tomar esto serio, en Gran Bretaña no toqué en vivo a menudo ni me dediqué de lleno; pero tienes razón, Reino Unido es un mercado muy pequeño y cerrado que propulsa productos hiper-modernos, exuberantes y flamboyantes actos de pop-rock tipo-festival y, no porque sean inmunes a una propuesta más sutil y personal como la mía, pero sí, Norteamérica tiene un mercado más accesible o curioso, culturalmente hablando", pronunció el escocés, cuyo acento ya es prácticamente imperceptible.

Sin lugar a dudas, la musa de Alexi se encuentra en la palabra “natural”, puesto que desde preferir una conversación al teléfono que una por medio de un teclado, su acercamiento a la tecnología se enfoca en la técnica de grabación pero no en la de producción o composición. Dispensando de programas, instrumentos o herramientas en el reino de lo “digital”, el producto de Alexi hace resonancia dentro de lo “análogo”, lo “real” y lo “natural”.

"Mi proceso de creación es más complejo y lento al solo ver una cosa y decidir escribir sobre ella. Pequeños fragmentos o ideas sin relación y, vaya, creo que sonará pretencioso pero debo decirlo; he estado escuchando música clásica ya que estoy muy interesado en la tradición del réquiem. Sonatas, suites, conciertos para violín… la música que escucho eventualmente se vuelve mi influencia. ¿has escuchado a Colin Stetson? Es lo más ‘nuevo’ y ‘contemporáneo’ que podría señalar", platicó Alexi con tono burlón, consciente de sus grandilocuentes referencias musicales.

Si bien Murdoch no puede decir que pertenece a una especie de escena, ya sea en Canadá, Estados Unidos o Escocia, es de remarcar esta serie de cantautores contemporáneos como GamblesTorres o básicamente la mitad de los que conforman año con año la alineación del Bonnaroo, quienes disciernen y disiden de la oferta actual, optando cada uno por su voz y su guitarra, y con particularidades muy específicas que los distinguen al uno del otro.

"Me encantaría volver de esto una carrera, pero no sé, me gustaría dejar una huella que sea contribución significativa a nuestra especie. Más allá de cómo vivimos o cómo es la sociedad que hemos construido, que nos distrae de nuestras propias metas -que mientras más grandes, más distracciones habrá- la retribución o sensación de satisfacción más significativa para mí son los mensajes de la gente, de personas que admiro o gente real que verdaderamente escucha lo que digo y hago", concluyó el guitarrista.

Alexi Murdoch ofrecerá un #SilentConcert el próximo 23 de enero en el Lunario del Auditorio Nacional, boletos ya disponibles en taquilla.

No es una revista, es un movimiento.