Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

75856
Yelle en el Lunario

Yelle en el Lunario

Niña
Papalote Barosa @ninapapalote

30/Jul/2015

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Lunario del Auditorio Nacional

Artista(s)

Una noche de verano a la francesa con Yelle.

Alrededor de las 9 pm, Grand Marnier y Tepr aparecieron en el escenario y comenzaron a tocar sus percusiones. Ambos fueron recibidos entre gritos. No hubo banda talonera y para ese momento el Lunario estaba bastante lleno, cosa que llamó la atención no porque Yelle no tenga fans en México, sino porque un día antes los boletos se estaban rematando a $200. Luego apareció la estrella de la noche, Julie Budet, mejor conocida como Yelle, quien entre luces rosas y portando un moderno vestido negro, saludó a los asistentes en una mezcla de inglés y español: ¡Hola, México City! ¿Cómo están? ¿Ready to bailar? Lets go!

De las primeras canciones en sonar fueron “Comme un Enfant” y  “Je Veux Te Voir”. Ambas tuvieron buen recibimiento del público que bailaba al ritmo de la música, emocionado de que la agrupación gala estuviera en México para presentar su tercer álbum titulado Complètement Fou.

Después de un par de canciones Yelle volvió a tomar la palabra y dijo que trataría de hablar en español: “I´ll try it in spanish. ¿Saben mover las caderas? Come on, I know you are not shy! Esto obvio le ganó una ovación y a partir de ese momento ahora sí nadie dejó de bailar. El ambiente fue tan bueno que por momentos la noche parecía un rave más que un concierto pequeño en miércoles.

Otro gran momento fue cuando el evento se transformó por unos instantes en un concierto de One Direction y es que cuando los dos caballeros de la banda se pusieron de espaldas y comenzaron a bailar moviendo las nalgas, las mujeres enloquecieron y no paraban de gritar. Tras el baile cachondo, Yelle dijo: “I wanna see your hands up, we are gonna play”. El juego consistió en que el público tenía que aplaudir imitando el ritmo propuesto por Grand Marnier y Tepr. El resultado fue una lluvia de aplausos dignos de reventar el apalusómetro de Chabelo.

De las canciones más coreadas fueron las muy famosas “Complètement Fou” y “A Cause de Garcons”, las cuales al igual que la ropa geek de Grand Marnier y Tepr (shorts con calcetines), los movimientos enérgicos de Yelle y la música electro pop de la banda, fueron los ingredientes perfectos para que una noche de verano se convirtiera en inolvidable.

REDACCIÓN:

Cris
Winters

FOTO:

Niña
Papalote Barosa @ninapapalote

No es una revista, es un movimiento.