47184
Un paseo por la noche con Dream Theater

Un paseo por la noche con Dream Theater

Diego
Figueroa @halofive

25/Abr/2014

Detalles

Tras amagues de lluvia y un caótico camino hacia el recinto, la cuenta regresiva llegó a su fin. Los neoyorquinos pisaron un nuevo escenario para ellos, siendo esta noche en la Arena Ciudad de México el segundo concierto de Dream Theater en el país este año.

En un formato nuevo para los que los habían visto en sus visitas anteriores, Dream Theater estuvo más cerca que nunca de sus fans  capitalinos; la banda nos dio un paseo por periodos específicos de su trayectoria, a través de su música y excelentes visuales creados para esta gira.

Tras un inicio machacante con “The Enemy Inside”,  llegamos a la primera etapa del viaje, que repasa  con una excepción sus tres producciones más recientes con rolas como: “On the Backs of Angels”, “The Shattered Fortress”,  “Along for the Ride” o  el clásico “Trial of Tears” que se encargó de unir las voces en la Arena. Al cerrar el primer set Mike Mangini demostró con creces que no está supliendo nadie, sino escribiendo su propia historia en la banda.

Parece ser la primera vez que los reyes del metal progresivo nos dejaron sordos, el cambio de escenario podrá tener pros y contras, pero el sonido y la cercanía con la banda hace que todo valga la pena. Los fans de Dream Theater parecen ser la fanaticada más fiel y clavada en lo que respecta a su banda y aunque no son los más expresivos,  esta cercanía ayudó a que banda y devotos dieran el siguiente paso.

Tras el mejor intermedio de la historia, llegó la hora de celebrar  sus álbumes “Awake” y “Scenes From a Memory”  llegarón  a sus 20° y 15° aniversario por lo que cada uno tuvo un encore dedicado. La dupla “The Mirror/Lie” hizo levantar los puños y corear sus letras, así como “Space Dye Vest” y su melancolía nos convenció de nunca amar otra vez.

La última parada es especial para ambas partes, sin “Scenes From a Memory” el álbum que los colocó en la cima, probablemente no habría más Dream  Theater y para el público el volver escuchar temas como ”Overture 1928”, “Strange Deja Vú” o “Dance of Eternity” parecía imposible. El virtuosismo y maestría de John Myung, Jordan Rudess, James Labrie, Mike Mangini y John Petrucci se vio recompensado con la fusión de voces para acompañar el cierre que todos esperábamos con “Finally Free”.

Casi tres horas de progresiones y riffs machacantes parecen ser un viaje corto, pero que llevó a todos sus turistas al paraíso prometido, esperando que el próximo viaje sea  eterno.

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Diego
Figueroa @halofive

No es una revista, es un movimiento.